Confesiones de un MVP samario

Nadie desconoce el motivo principal por el cual el FC Dallas es, hoy por hoy, el equipo favorito a ganar la Copa MLS 2010. David Ferreira ha sido el motor de este equipo durante toda la temporada y los condujo en lo que es sin lugar a dudas las mejor presentación de su historia.

El nuevo Jugador Más Valioso de la Major League Soccer tuvo sus orígenes futboleros en las polvorientas calles de Santa Marta, Colombia, donde a la edad de siete años comenzó a mostrar aptitudes innatas para jugar al fútbol.

Veinticuatro años más tarde, el volante cuenta con una exitosa historia profesional, rica en triunfos y títulos obtenidos; desplegando talento y fútbol por innumerables canchas internacionales, con la MLS no siendo una excepción.

“Estoy muy agradecido con Dios. Recibir este premio para mí significa mucho, estoy muy feliz.

“Es algo que sinceramente no pensé en ganar este año, sobre todo por la calidad de jugadores que tiene la liga”.

Con la humildad que lo caracteriza, David Ferreira agradece la distinción por pate de la Liga no sin antes darle crédito a sus compañeros y su familia quienes han jugado un rol muy importante a lo largo de esta campaña.

“Gracias al trabajo que se viene haciendo. A la ayuda de mis compañeros, porque yo solo no podría lograrlo y, por supuesto, al apoyo de mi familia que está conmigo en todo momento”.

[inline_node:323323]La historia profesional del crack cafetero nos lleva a 1997, donde Ferreira fue reclutado por primera vez a los 17 años por el Expreso Rojo, club de segunda división del fútbol colombiano. El jugador pasó posteriormente en 1999 al Real Cartagena, donde logró su primer título bajo el mando del entrenador argentino Daniel Silguero, ganando el ascenso a la primera división.

Sin embargo, fue en el prestigioso club América de Cali donde el volante alcanzó su madurez futbolística, consiguiendo los títulos del 2000, 2001 y 2002 con el entrenador Jaime De la Pava.

Sus logros le merecieron una transferencia al fútbol brasileño en el 2005, donde en el club Atlético Paranaense fue goleador y gran figura.

Poco antes de llegar al fútbol estadounidense en el 2008, Ferreira fue prestado por cuatro meses al Al-Shabab en los Emiratos Árabes, saliendo campeón. A su regreso a Brasil, el colombiano se encontró con la oferta del FC Dallas, la cual tomó enseguida para comenzar una nueva vida en marzo del 2009.

[inline_node:323705]Más allá de ese gran futbolista, pequeño de estatura y guerrero de corazón, existe un bondadoso hijo, amoroso esposo y excelente padre de familia, el cual renueva a cada instante con hechos y quien es el MVP en su familia.

“En mi tiempo libre, me gusta estar con mi familia, jugar con mis hijos. De vez en cuando ver alguna película y escuchar mi música favorita.

“Un vallenato de Diomedes Díaz…, Además me agrada reunirme con mis amigos, pues pienso, que uno debe trabajar duro para triunfar, pero también debe tener tiempo para divertirse y pasarla bien sanamente”.

Sus padres viven en Colombia y en la ciudad de Dallas comparte con sus éxitos con sus suegros y su esposa Yudelmira Castro, con quien lleva casado 11 años, además de ser padre de tres varones; Edgar David de 11 años y Jesús David, quien cumplirá 10 el próximo 24 de diciembre, y Santiago de 6 años.

Pero los sueños de este gran jugador no terminan aquí, ahora quiere ser campeón de la MLS este domingo cuando enfrente al Colorado Rapids y anhela volver a representar a su amado Colombia a nivel de selecciones.

“Uno siempre quiere representar a su país, es lo más grande que hay en el fútbol. Siempre estoy pendiente de los jugadores que llaman y sigo trabajando fuerte para volver a tener una nueva oportunidad con la selección.

“Sé que hay un buen cuerpo técnico trabajando y será cuestión de esperar pacientemente. Pero sigo soñando con vestir nuevamente la camiseta de la selección Colombia”, concluyó Ferreira.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).