Con la frente en alto

Howard_DeMerit

Photo Credit: 
Getty Images

RUSTENBURGO, Sudáfrica._ Los jugadores y el cuerpo técnico de Estados Unidos no evadieron responsabilidad alguna de la eliminación ante Ghana.


Todos coincidieron que contaron con un apoyo sin precedentes, que en esta oportunidad incluyó al ex presidente del país Bill Clinton.


El técnico Bob Bradley fue claro: “permitimos dos goles en momentos clave y eso nos costó el resultado”. De la misma forma destacó que “los muchachos se merecían más”.


Según Bradley su decisión de alinear a Ricardo Clark, pese a que este no había tenido actividad previa, se debió a que dentro de “sus opciones” podía hacer variantes.


“Le dije a Clark que debía reemplazarlo por la tarjeta amarilla que tenía. Era un riesgo y él entendió. Sé que se siente mal por la derrota, pero todos los detalles del juego, son principalmente, cosas del futbol”, consideró.


“Yo no sé cuál será mi futuro. No es tiempo de hablar de eso, estamos muy dolidos por el resultado. Ya mañana veremos qué viene en el futuro”, admitió el técnico.


Landon Donovan, por su parte, encarnó los sentimientos de frustración estadounidense. Se convirtió en el único jugador de Estados Unidos que marca en tres juegos sucesivos en Copas del Mundo y también extendió su legado futbolístico con su selección, al llegar a 46 tantos.


“El perder era una posibilidad. Lo adelantamos, era una final. Ganar y seguir o perder y marcharse. Ghana hizo un gran encuentro, pero nosotros pensamos que podíamos avanzar. Buscamos el partido todo el tiempo. Atacamos y creamos opciones de gol, sin embargo, no pudimos seguir con vida. Es lamentable, por toda la gente que no dejó de apoyarnos. Queremos seguir adelante, pero me parece que este era un gran momento para nosotros”, dijo Donovan.


El goleador de las barras y las estrellas se retiró “orgulloso” de sus compañeros. “Este es un gran grupo. Pudo llegar muy lejos”.


De la misma forma, el portero Tim Howard opinó que incluso su valentía de sumarse al ataque, cuando el partido estaba por terminar, se debe al espíritu combativo del jugador estadounidense.


“Cuando el partido estaba por terminar, pensé que podíamos empatar. Son decisiones que tomas en momentos cruciales del juego. No sirvió de nada. La meta eran los cuartos de final. Nos queda felicitar a Ghana, que es el último representante del continente africano”, opinó el meta.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).