Columbus lo da vuelta ante el United para pasar a la final de la Copa Abierta

WASHINGTON – El D.C. United estaba a dos
minutos de sellar el pase a la final de la Copa Abierta 2010, pero un autogol
de March Burch a los 88’ dio vida a Columbus, que  consumó la remontada en tiempo extra con un penal de
Guillermo Barros Schelotto que puso el 2-1 definitivo en el Estadio RFK.

Antes, el elenco capitalino se había
puesto en ventaja en al minuto 13 a través del también argentino Pablo
Hernández, quien pasó de héroe a villano para los dueños de casa promediando la
segunda mitad al ver la tarjeta roja y dejar a su equipo con un hombre menos.
El Crew aprovechó la ventaja numérica para dar vuelta al marcador y avanzar a
su primera final de la Copa Abierta desde 2002, año en que ganó el torneo por
primera y única vez.

“La Pandilla” que dirige Robert Warzycha ganó
así su derecho a disputar el título del torneo más antiguo de los Estados
Unidos el 5 de octubre frente al ganador de la otra llave que conforman Chivas
USA y Seattle Sounders.  

Hernández anotó de tiro penal al minuto 13
para dar al United una ventaja que mantuvo durante casi todo el partido. Sin
embargo, su expulsión al minuto 59, por una controversial jugada contra Danny
O’ Rourke, condicionó el resto del partido para su equipo. 

A pesar de todo, los locales supieron
aguantar atrás, hasta que al minuto 88 Burch anotó en propia puerta el gol con
el que Columbus igualó las acciones y propició el alargue a los tiempos extras.

En esa instancia, Barros Schelotto
utilizó toda su experiencia y jerarquía para anotar un penal al octavo minuto
del primer alargue, dando al Crew la victoria 2-1.

El partido tuvo una primera mitad donde
prevaleció la defensiva y con dos plantillas jugando muy conservadoramente sin
arriesgar demasiado, un aspecto que generó acciones bastante parejas, siendo la
única diferencia durante casi los noventa minutos de regulación el gol de
Hernández.

No obstante, una falta de Andy Iro sobre Hernández
dentro del área visitante al minuto 13 fue sancionada con la pena máxima, que
fue cobrada por el mismo jugador sudamericano con un tiro rastrero a mano
izquierda del portero Andy Gruenebaun.

El gol inyectó un mayor dinamismo al
partido con unos jugadores de Columbus intentando una mayor proyección al
ataque, siempre liderados por  el
Mellizo, secundado por su compañero en punta, Steven Lenhart, con Eddie Gaven
siempre en el acompañamiento de la zona media hacia adelante.

Columbus tuvo su mejor ocasión para
empatar al 71’ cuando una internada de Lenhart obligó al arquero Bill Hamid a
rifarse el físico para trabar el remate del atacante pandillero.

Con el avance del reloj parecía que D.C.
había tomado el control de las acciones, hasta que el autogol de Burch, quien metió
la pierna en última instancia para tratar de detener un tiro rival, cambió el
panorama del encuentro.

Y a los 98’, el defensa capitalino Carey
Talley cometió una falta dentro del área, permitiéndole al Mellizo anotar el
2-1 lapidario. 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).