Bedoya enfrenta sus raíces en el campo de juego

CHESTER, PA.- A pesar de estar jugando para su país de origen, este martes el volante estadounidense Alejandro Bedoya estará enfrentando a sus propias raíces.

En anticipación al partido internacional entre Estados Unidos y Colombia, la realidad que vive el mediocampista es inigualable, ya que el jugador nacido en Englewood, NJ de padres colombianos, creció conociendo los rasgos profundos de su herencia colombiana.

“Cuando era pequeño siempre seguí a Colombia, el país de mis padres, de mi familia y de mi sangre”, dijo Bedoya. “Estoy muy feliz de estar aquí y espero poder jugar mañana”.

Bedoya creció durante la época dorada de la selección Colombia, cuando los sudamericanos clasificaron a tres mundiales consecutivos: Italia ‘90, Estados Unidos ‘94, y Francia ‘98.

El joven Bedoya creció admirando a Carlos “El Pibe” Valderrama y a Leonel Álvarez, este último quien ahora es el asistente técnico del cuadro cafetero.

“En el Mundial de 1994 tenía la peluca del “Pibe” Valderrama. Seguía a jugadores como [Faustino] Asprilla, [Freddy] Rincón, y [Leonel] Álvarez”, recordó el mediocampista.

Y es que las raíces de Bedoya con su país paterno son tan profundas que el jugador incluso regresaba a jugar con el Deportes Quindío de la liga profesional de Colombia, el equipo donde su padre y su abuelo solían jugar.

“Yo iba a Colombia en el verano y practicaba con el Deportes Quindío,” dijo Bedoya. “Mi abuelo fue arquero de ese equipo. Mi papá jugó profesionalmente para las reservas del Millonarios y del Quindío, entonces crecí mirando fútbol colombiano y a la selección nacional”.

A pesar de su cercanía a la nación de su familia, Bedoya es leal al país que lo vio nacer y creció sabiendo que algún día jugaría para el equipo de las barras y las estrellas.

“Era aficionado a Colombia pero yo siempre supe que estaría para los Estados Unidos, claro que nunca pensé que jugaría contra Colombia”, admitió el jugador.

Ahora, con la selección de su familia en su camino, el volante del Örebro de Suecia sabe que lo que se viene el martes será un encuentro inolvidable.

“Mis padres van a venir [al estadio], mi hermana y mi abuelo también. Tengo otros familiares y amigos que vendrán desde Nueva Jersey y gente desde Colombia que estará viendo el partido en televisión,” dijo Bedoya.

“Es un gran evento y siento la presión un poco, pero será divertido”.


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).