Balance 2010: Lo bueno y lo malo de D.C. United

dcu2010

Photo Credit: 
Getty Images

WASHINGTON D.C.- Por muchos años, D.C. United ha sido uno de los principales referentes del fútbol a nivel de clubes de los Estados Unidos, y el mayor ganador de títulos en la Major League Soccer (MLS) con cuatro coronas conquistadas que se suman a otros ocho campeonatos domésticos e internacionales.

Desde su fundación en 1996, el equipo enseñó que se había formado para triunfar al ganar el primer campeonato de la naciente MLS y repetir la hazaña en los torneos de 1997 y 1999 con la misma base de jugadores y más tarde en 2004 con un renovado plantel. También ha ganado dos copas abiertas Lamar Hunt, la Copa de Campeones de la Concacaf, la Copa Interamericana y los Supporter’s Shield.

Sin embargo, quedó fuera de la Liguilla en las tres últimas campañas y en la primera década del siglo XXI no pudo ganar sino la Copa MLS en 2004 y la Copa Abierta en 2008.

La recién finalizada campaña de 2010 comenzó con grandes expectativas con la contratación del técnico Curt Onalfo, ex jugador y asistente del club, que sin embargo no fue capaz de capitalizar la experiencia de veteranos jugadores con el abundante talento juvenil de muchos de los futbolistas de sus generaciones de relevo.

Esa carencia de resultados motivó la salida de Onalfo luego de cuatro meses en el último lugar de la clasificación para dar paso al técnico interino Ben Olsen, quien recibió la misión de al menos llevar a la nave a puerto seguro, tal como efectivamente sucedió.

LO BUENO

Sin duda alguna que lo mejor del D.C. United en 2010 fue el joven delantero y mediocampista hondureño, Andy Najar, quien luego de formarse en la Academia del club fue llamado al equipo grande para la pretemporada y a fuerza de coraje y dedicación se ganó un cupo en la plantilla titular, ante la mirada incrédula de muchos analistas quienes dudaron que un jovencito de 17 años pudiera echarse al equipo encima.

[inline_node:317689]Najar no sólo se convirtió en el mejor jugador del equipo durante toda la temporada sino que sus siete goles y 2 asistencias en 26 partidos le bastaron para ganar el premio al Novato del Año de la MLS 2010, superando a calificados aspirantes como el defensor Tim Ream de los Red Bulls de Nueva York y el atacante Danny Mwanga del Philadelphia Union.

Nacido en Santa Cruz, Choluteca, en Honduras, Najar no desperdició nunca las oportunidades recibidas por Curt Onalfo y Ben Olsen y sin ningún tipo de complejos se paró en la cancha al lado de los mejores jugadores de la Liga que enfrentaron al United, dando un aire a una delantera caracterizada por la falta de productividad.

Najar se volvió incontrolable para los defensores contrarios al movilizarse por los costados, alineando principalmente en muchos partidos como volante ofensivo, pero siempre penetrando hasta la línea final acompañando a los rematadores siempre en un plan desestabilizador que le permitió hacer méritos para convertirse en el primer delantero que gana el Novato del Año desde que en 2004 lo recibiera nada menos que Clint Dempsey.

LO MALO

La de 2010 fue una campaña atípica para un club que se caracterizó por la inconsistencia en los resultados, que no pudo ganar sino tres partidos fuera de su sede del Estadio RFK (Seattle, Toronto y Colorado) y el desgaste que sufrió al final del tiempo de regulación de muchos partidos, imposibilitándole mantener vigentes resultados que le hubieran podido dar un poco de oxígeno en la tabla de clasificación.

[inline_node:312051]A las constantes desatenciones y falta de concentración en la defensiva se sumaron las lesiones de importantes jugadores en la línea final como los defensas Bryan Namoff, Rodney Wallace, Devon Mctavish y Juan Manuel Peña, obligando a los técnicos a movilizar mucho sus piezas en ese sector incluida la incorporación de Najar a la zaga en más de una oportunidad.

Pero fue la falta de productividad ofensiva el factor que más perjudicó al club. A excepción de las goleadas ante Kansas City (4-0) y Real Salt Lake (3-0) el resto de los partidos que perdió el DC United se decidieron por no más de dos goles de diferencia.

Quizás un par de goles más en cada partido le hubiese permitido al United revertir la historia de una campaña en la que con un récord de 6-20-4 y 22 puntos registró el peor año de su historia futbolística y con la inevitable frustración de culminar el año hundido en el sótano de la clasificación general de la liga.

LOS FICHAJES

La inminente necesidad de una profunda reestructuración del plantel en todas sus líneas ha mantenido a los ejecutivos del club evaluando en el papel a los potenciales candidatos a llenar las vacantes del club, una gestión que sin embargo no ha podido dar sus primeros resultados por la urgencia de definir primero al nuevo técnico de la plantilla.

[inline_node:324140]Sin embargo, con la designación el lunes 29 de noviembre de Ben Olsen como director técnico a partir de 2011, el nuevo estratega, el presidente Kevin Payne y el gerente general Dave Kasper, podrán centrar su atención en los próximos tres meses en las contrataciones de “delanteros que sepan definir partidos de fútbol y defensores que sean líderes en la zaga y capaces de mantener la concentración durante noventa minutos”, tal como el mismo Olsen lo anticipó en la rueda de prensa de su presentación.

Aunque el mediocampo parece ser el sector que menos problema le dará al United a la hora de redefinir sus líneas, es precisamente en la zona de volantes en donde se desenvuelve el recién adquirido mediocampista Dax McCarty quien llega proveniente del club de expansión Portland Timbers a cambio del defensa Rodney Wallace. Portland había escogido a McCarty, ex volante de FC Dallas, con la primera selección en el Draft de Expansión. El polifacético volante de 23 años registró un gol y dos asistencias en 21 apariciones con FC Dallas esta temporada.

DE CARA AL 2011

Un nuevo técnico y el abundante talento juvenil que posee el club hacen presagiar que más temprano que tarde el equipo capitalino regresará a los primeros planos del fútbol profesional estadounidense.

La llegada de un jugador franquicia de primer nivel internacional reforzaría no sólo el aspecto deportivo del club, sino que representaría un estímulo anímico para una plantilla que ha visto llegar a otros clubes de la liga en los últimos años a destacadas estrellas internacionales.

United cuenta con el montenegrino Branco Boskovic, quien quizás con una pretemporada completa pueda dar mejores resultados al club en 2001. El argentino Pablo Hernández es otro de los extranjeros que podría permanecer en la plantilla y cumplir así sus dos años a préstamo del Defensor de Uruguay.

En la defensiva deberían permanecer seguros Marc Burch y Devon McTavish, aunque no se descarta que el canadiense Dejan Jakovic, el trinitario Julius James y los jóvenes Jed Zayner y Barry Rice puedan ganarse un puesto como titulares.

[inline_node:324050]Najar y McCarty serán sin duda la columna vertebral en el mediocampo, en un sector en el que abunda el talento en las personas de Boskovic, el brasileño Junior Carreiro, Stephen King, el costarricense Kurt Morsink, Chris Pontius, quien recuperado de su lesión debería demostrar en 2010 por qué estuvo dentro de los mejores novatos de 2009, Conor Shanosky, el veterano Clyde Simms y Santino Quaranta quien todavía pudiera aportar algo al club.

Troy Perkins debería recuperar sus reflejos que lo llevaron a ser considerado en una oportunidad como uno de los mejores porteros del país y si no ahí estará nuevamente Bill Hamid para custodiar la portería.

 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).