Argelia amarga el cumpleños de Capello

PORT ELIZABETH -- Inglaterra sigue sumida en un monumental atasco que de momento le impide arrancar en esta Copa del Mundo. Si en la jornada inaugural del grupo C fueron los Estados Unidos quienes forzaron las tablas con el once de Capello, en esta oportunidad sería una ordenada y disciplinada Argelia la que destapó las vergüenzas de un conjunto sajón deslabazado y falto de chispa (0-0), incapaz de brindar el mejor de los regalos a su técnico el día de su 64 cumpleaños.


El estratega de Pieris hizo pagar al meta Robert Green su error garrafal ante USA, que abrió la puerta del empate al combinado estadounidense, relegándole al banquillo y dando la custodia del marco de los británicos al veteranísimo David James. Gareth Barry recuperó la titularidad en detrimento de Joe Cole y Aaron Lennon le quitó el puesto en la derecha a Wright-Phillips. Sendas variantes buscaban dotar a Inglaterra de mayor profundidad por los costados, pero a la hora de la verdad el equipo de Capello se pasó la mayor parte del encuentro tratando de abrir la lata argelina por el centro.


Una tarea harto complicado dado que Saadane, el técnico de los magrebíes, reforzó el eje de su retaguardia con un hombre libre, Halliche, que salía constantemente en auxilio de Bougherra y Yahia para abortar cualquier tentativa inglesa de penetración frontal.


Inglaterra navegó a la deriva casi todo el tiempo y fue su rival quien dispuso durante más minutos de la posesión del balón. Argelia manejó mejor los tiempos del juego, insistió una y otra vez con las penetraciones del inagotable Belhadj por la banda izquierda, cuando no mandó a sus fornidos centrales al área enemiga con el objetivo de sorprender a James en las acciones de estrategia. Inglaterra llegó en contadísimas ocasiones al marco defendido por Bohli, y casi siempre de forma estéril. La oportunidad más reseñable del once de los Tres Leones la tuvo Lampard pasada la media hora de juego, pero su disparo mordido fue detenido por el meta magrebí. Fue, de hecho, la única contribución del mediocampista del Chelsea a su equipo en toda la noche. Y es que su sociedad con Gerrard no funciona, acaso porque son dos futbolistas demasiado parecidos y acaban por estorbarse sobre el césped.


Otro que anda desaparecido en combate es Wayne Rooney. Ni sombra de lo que ha sido durante la temporada con el Manchester United y la propia selección, con la que fue el máximo artillero de las eliminatorias de clasificación (10 tantos), y eso lo acusa demasiado una Inglaterra que vive de su gran capacidad rematadora.


El combinado africano dio una lección táctica a su desordenado rival, con movimientos sincronizados y sacando la pelota con celeridad para tratar de buscar los espacios abiertos  y sacar hacia los costados a Carragher y Terry, los dos centrales ingleses. En verdad, si alguien mereció llevarse los tres puntos fue Argelia, pero su alarmante falta de pegada por carecer de un ariete de referencia (el madridista Benzema rehusó la oferta y luego no fue convocado por Francia) que finalice el buen hacer de su medio campo.


Así las cosas, todo sigue abierto en un grupo que continúa liderando contra todo pronóstico Eslovenia, pero en el que los cuatro equipos dependen de sí mismos para dar el salto a la siguiente fase mundialista. 
 
SERBIA RESUCITA A COSTA DE ALEMANIA


Serbia recuperó a tiempo la alegría y el buen gusto a la hora de tratar la pelota que exhibió durante la fase de clasificación para noquear contra pronóstico a la poderosa Alemania (0-1) en uno de los encuentros más vibrantes desde que se inició el torneo sudafricano.


El instinto de superviviencia de los balcánicos afloró justo el día en el que se jugaban el ser o no ser mundialista. Radomir Antic introdujo tres cambios en el once con respecto al que cayó ante Ghana (Kuzmanovic por Pantelic, Ninkovic por Milijas y Subotic por el sancionado Lukovic), y la imagen del equipo sufrió un giro radical. La fortalecida línea de mediocampistas dificultó enormemente la maniobrabilidad de sus pares germanos, que nunca se  sintieron cómodos ante la presión extenuante practicada por los serbios.


El equilibrio de fuerzas convirtió el choque en un toma y daca con reparto de ocasiones para ambos bandos hasta que la expulsión del alemán Klose (36'), tras ver la segunda cartulina amarilla, resquebrajó esa paridad en favor de los intereses balcánicos.


Krasic, que ya había enseñado los dientes por el perfil derecho del ataque eslavo, se inventó un jugadón que acabaría decidiendo el choque. Su magistral pase al segundo palo desde la línea de fondo encontró la cabeza de Zigic, quien guió el cuero hacia Jovanovic. El nuevo extremo del Liverpool lo controló con el muslo izquierdo y fusiló de media chilena a quemarropa a Neuer (38').


Alemania tuvo el empate en el descuento del primer periodo con un latigazo de Khedira al travesaño y la posterior chilena de Podolski que sacó Kolarov bajo los palos. Los subcampeones de Europa no cejaron en su empeño de conseguir la igualada durante una segunda mitad en la que Serbia apuntaló sus resortes defensivos, sin renunciar al contragolpe que le permitiese finiquitar el choque. La figura de Krasic se agigantó y propició dos ocasiones de oro para los de Antic, aunque los remates de Jovanovic y Zigic se toparon con la madera.


Empero, fue Alemania quien dispuso de la opción más clara para restablecer el 'status quo' inicial gracias a un penalti que señaló el español Undiano Mallenco por manos de Vidic. Sin embargo, el meta Stojkovic adivinó la trayectoria a Podolski y logró desviar el cuero (61').


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).