Alemania le puso cuatro puntos finales al sueño argentino

Ciudad del Cabo, Sudáfrica --- Los cuatro goles que le había marcado a
Inglaterra advertían del poderío alemán. Sin embargo, en el Green Point de
Ciudad del Cabo, los teutones enfrentaban a una defensa que apenas había
recibido dos goles como la argentina, pero ni siquiera eso detuvo a los de
Joachim Loew de ir al frente y aplastar a la albiceleste.

En cuestión de días, otro bombardeo
alemán hizo estremecer la Copa del Mundo, porque la misma cantidad propinada a
los de Maradona, ahora en la ronda de cuartos, deja a los ‘Panzer’ a dos pasos
de la final y con impulso de sobra para volver a saborear la gloria, esquiva
desde Italia 90.

Alemania pasó por encima con autoridad,
pero sobre todo con mucha eficacia porque en la primera que tuvo no perdonó. Desde
ahí jugó con la angustia rival, que se tradujo en pura impotencia.

No le daban tiempo de acomodarse cuando
ya la probaban de la peor manera posible: balón cruzado, el cual encontró en la
cabeza de Thomas Muller el complemento ideal para dejar sin reacción alguna a
Sergio Romero.

Muy temprano sorprendían los alemanes y
por primera vez Argentina debía remar contra la corriente en Sudáfrica. De
dominador pasaba a ser dominado, y tal cual aconteciera con la otra potencia
sudamericana –Brasil- frente a los holandeses, afrontaba el test para
saber de qué estaba hecha.

Y en principio los de Maradona lucieron
como los auriverdes en Puerto Elizabeth - confundidos, atropellados y con la
chispa apagada en sus hombres clavez. Lionel Messi y Carlos Tévez no aparecían
y las intenciones ofensivas albicelestes vinieron a recaer en Nicolás Otamendi,
central improvisado de lateral derecho.

Para el complemento, con los mismos,
Argentina intentó encontrar el empate, pero no tuvo cómo, mientras Alemania en
la tercera opción la mandó a guardar con Miroslav Klose.

Juego sentenciado, pero había espacio
para que la humillación argentina fuera mayor. Esta llegó con dos golpes más
porque Bastian Schweinsteiger hizo una de Messi para dejársela servida a Arne
Friedrich, y luego Klose volvería a celebrar para llegar a 14 festejos en los mundiales
y quedar a uno sólo de Ronaldo como goleador histórico, restándole todavía dos
partidos más. ¿Hará moñona el 11 de origen polaco?


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).