90 minutos para cumplir

JOHANNESBURGO, Sudáfrica --  Noventa minutos deben alcanzarle a Estados Unidos para demostrar dos cosas este miércoles: una, si puede sobrevivir a la fase de grupos en Sudáfrica 2010 y segunda, si está en condiciones de ratificar las palabras de su líder Landon Donovan, que afirmó que ésta era la mejor generación en la historia.


El gran obstáculo se llama ahora Argelia. El gran aliado es la mentalidad inquebrantable del futbolista estadounidense.


“La Selección de Argelia es un gran equipo, lo mostró ante Inglaterra.  Pero nosotros también estamos mostrando que merecemos avanzar. Estamos en igualdad de condiciones. La victoria nos sirve para calificar y también para mostrar si somos o no el mejor grupo de la historia.  Eso último tenemos que mostrarlo en el terreno de juego”, apuntó Donovan.


El capitán del LA Galaxy es seguido de cerca por todo mundo. Incluso un reportero francés llegó a la Granja Irene, sede de la conferencia de prensa del equipo de las barras y las estrellas,  para preguntarle sobre los inconvenientes del conjunto galo, y Donovan respondió que “no me interesan otros equipos. Mi mente está puesta en mi selección”.


“Frente a Argelia, las cosas son diferentes. Ahora tenemos una visión diferente de las cosas. El último encuentro ante Eslovenia nos permitió mostrarnos como un equipo sólido, que puede recuperarse, que tiene hambre de triunfo y que además puede resolver sobre el final. Lástima que no pudimos sumar los tres puntos”, admitió Donovan.


El jugador más experimentado de esta selección tiene también un detalle claro. El cuadro argelino cuenta con la misma necesidad de triunfo que ellos.


“Es un juego a muerte, hay que ganar y ya”, sostuvo.  Estados Unidos suma dos empates frente a Inglaterra (1-1) y Eslovenia (2-2).  Una victoria le abriría el rumbo directo a la siguiente ronda del torneo.


FESTEJO GRIS


Para el mediocampista Michael Bradley, su primer gol en Mundiales tuvo un sabor agridulce, porque si bien le sirvió para volver en el encuentro, también no pudieron hacerlo con un triunfo que parecía llegar de forma heroica.


“Fue lindo, un gol en un Mundial es histórico, pero hubiera preferido el triunfo. Sin embargo, hay que darle vuelta a la página.  Seguir de frente y pensar en Argelia, que no nos regalará nada.  Es cuestión de mentalidad y ahí somos fuertes. En lo futbolístico estamos a la altura”, agregó el jugador que llevó al éxtasis a su selección con el segundo tanto ante los eslovenos, que abrió la ilusión para una remontada.


Lastimosamente, el gol anulado a Maurice Edu no pudo complementar la proeza del triunfo estadounidense.


La selección de Estados Unidos se entrenó este lunes en el Estadio Pilditch de la ciudad de Pretoria, pensando en su decisivo encuentro frente a los argelinos.


 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).