La Figura | Obafemi Martins continúa brillando con goles en Seattle Sounders a pesar del olvido de Nigeria

Seattle Sounders' Obafemi Martins & Lamar Neagle

Photo Credit: 
USA Today Sports Image

Me fue bastante incomprensible al momento de ver la lista de delanteros convocados por el técnico nigeriano Stephen Keshi, en la que resalta la ausencia del delantero del Seattle Sounders, Obafemi Martins.

Muchas preguntas se me vienen a la mente:

¿Será que Keshi tiene delanteros de tan alta calidad que se puede dar el lujo de desechar a Martins?

¿Será que Keshi se le olvido chequear la cuenta de goles que Martins tiene en su selección? (18 goles en 39 partidos)

…Y la lista de preguntas pudiera seguir y alargarse, pero lo que realmente es asombroso es que Keshi no se haya tomado la molestia en ver que es lo que realmente está pasando con Martins en Seattle.

Sí, es cierto que la producción de goles de Martins ha disminuido, debido a lesiones y fatiga, y es cierto que la producción de goles de Clint Dempsey ha aumentado; pero las asistencias de Martins han subido (lidera la liga con seis asistencias en 11 partidos), lo que representa que si no hace los goles, los crea.

Tan pronto Dempsey se fue con la Selección de Estados Unidos para prepararse para el Mundial, Martins tomó nuevamente el mando de Sounders en la delantera.  El delantero respondió… ¡y de qué manera!  El soberbio golazo ante San José, que a la postre le dio la victoria a su equipo, fue un mensaje para Keshi y su desplante. 

No soy un matemático, ni un físico-químico, o un científico de tecnología termonuclear para entender que Martins sabe cuál es su rol cuando Clint Dempsey está presente.  Martins entiende lo que representa Dempsey para el equipo y la liga en general.  Por eso decidió tomar un paso a atrás y actuar de manera diferente, actuar como se lo han pedido y ante la ausencia de Dempsey, Martins comandará el ataque.

El atacante ha dado respuestas “políticamente correctas” con respecto a su no llamado, inclusive habló de la oportunidad a jugadores “jóvenes”.  Tal vez lo dijo de esta manera por no querer convertir esto en una distracción. 

Pero es obvio que cualquier jugador que con su calidad y trayectoria no es considerado para la justa más importante del mundo del futbol y sabe exactamente lo que puede aportar para su equipo, no es algo de pensar, analizar y aceptar tan fácilmente.

Por lo pronto, el nigeriano está cumpliendo con su trabajo en Seattle, y es que nunca realmente dejó de hacerlo, más bien se camufló a las necesidades de su entrenador Sigi Schmid; lo que habla aún más de la calidad  y jerarquía de Obafemi.

Si Keshi no entiende que Martins, quien a sus 29 años de edad está futbolísticamente sazonado, no es precisamente lo que necesita para el Mundial, no queda más que pensar que la decisión de no llevarlo al no es por el estado futbolístico del delantero, ¿tal vez es personal? 

Sólo el tiempo lo dirá.