Llenan de elogios a Javier Morales en Real Salt Lake: “Puede hacer cosas especiales”

Previo al partido del domingo en Houston, el mediocampista del Real Salt Lake Javier Morales aun no había conseguido anotar en la presente campaña. Tras el triunfo de su equipo por 5-2 en Houston, Morales es el tercer líder goleador del club.

Consiguió su hat trick comenzando con un gol tempranero, techando al arquero Tally Hall apenas a 15 segundos de iniciado el encuentro - el cuarto gol más rápido en la historia de la liga - para darle a Real Salt Lake la ventaja que ya nunca perderían.

“Jugada especial por un jugador especial”, dijo el técnico de la Monarquía Jeff Cassar a los reporteros sobre el gol de vestidor del argentino.

Sus compañeros también estaban llenos de elogios.

“Ese es nuestro chico”, dijo el capitán del Salt Lake, Kyle Beckerman, acerca de su dupla en el mediocampo. “Ese es Javi. Fue un gran juego para el, y uno que es emocionante para los fanáticos del Real Salt Lake, porque puede hacer cosas especiales”.

“Creo que empezamos muy concentrados y tomamos nuestras chances”, agregó el arquero Nick Rimando. “Eso fue fantástico para nosotros. Nunca esperas anotar un gol en 20 segundos, pero sí esperamos ganar el partido”.

Morales menospreció su gol tempranero, llamándolo “de suerte”.

Si fuera suerte, entonces era el comienzo de su partido más suertudo en la MLS. En el minuto 17, el hombre por el cual gira la ofensiva del Salt Lake anotó tras un tiro de esquina ejecutado por Joao Plata y un disparo desviado de mediocampista Ned Grabavoy.

En el minuto 78, Morales asistió el gol del mediocampista Luke Mulholland. Y en el minuto 89, anotó un penalti tras una falta de Hall sobre el delantero Devon Sandoval frente al arco.

La última vez que convirtió uno fue “con Santi en la casa”, dijo con una sonrisa, refiriéndose a su hijo de 9 años, Santiago. “Nunca como profesional. Ni en divisiones inferiores, nunca”.

Fue el sexto hat trick en la historia del Real Salt Lake. Álvaro Saborío tiene tres; Robbie Finley tiene uno; y el exjugador y entrenador Jason Kreis tiene el resto.

Con la heróica actuación, RSL consiguió su primer triunfo en la historia en Houston. Al tempranero gol lo siguió una tarjeta roja a Servando Carrasco del Dynamo, y Rimando le detuvo un penalti a Giles Barnes para preservar la ventaja de dos goles de su equipo.

El triunfo dejó a RSL invicto en la campaña, con cinco de diez partidos ganados y extendió su racha en temporada regular a 15 sin conocer la derrota. Curiosamente, han ganado más partidos de visita (3) que en casa (2), aunque han jugado seis de sus 10 encuentros como visitante.

Es la primera ocasión que Salt Lake anota cinco goles en la MLS desde el triunfo por 5-0 sobre New England el 2 de julio del 2010.