Liga de Campeones CONCACAF | Toluca 1-1 Cruz Azul: La Máquina cementera se corona campeón en la casa del Diablo y obtiene boleto mundialista

Cruz Azul se ha coronado campeón de la edición 2013-14 de la Liga de Campeones CONCACAF gracias al gol de visitante, tras empatar 1-1 con el Toluca en la ‘Bombonera’.

De esta manera, Cruz Azul, es el equipo que más veces ha ganado la competición en la historia, con seis títulos, uno más que el Club América. Además, México llega a 30 campeonatos de la Liga de Campeones de CONCACAF, superando por mucho a Costa Rica, con seis, el segundo país que más veces ha ganado.

EL PARTIDO

Partido intenso, agradable y con llegadas en ambos marcos, en el que al final el título se decide por el criterio de desempate mediante el gol de visitante. Encuentro en que ambos técnicos, Luis Fernando Tena por La Máquina y José Cardozo por los Diablos, plantearon inteligentemente buscando el arco rival y moviendo sus piezas de acuerdo a las circunstancias del partido.

En los primeros cinco minutos ya teníamos dos llegadas claras por ambos bandos. La de Cruz Azul con un remate desviado de Mauro Formica, mientras que Toluca respondió con un remate de Wilson Tiago que atajó Jesús Corona.

Así fue transcurriendo la primera mitad, dando la impresión que cualquiera de los dos podría abrir el marcador. Aunque curiosamente cuando el partido tuvo una pausa por una atención médica para Alfredo Talavera, y por ende momento que bajó el ritmo, fue cuando cayó el gol.

Los cementeros consiguieron la anotación que a la postre sería el del campeonato en la recta final de la primera mitad. En un centro pasado a segundo palo, Formica arrastró la marca, por lo que Marco Fabián entró solo por el costado izquierdo del área para mandar un centro directo de zurda al que Marino Pavone solo tuviera que chocar el balón en el área chica para marcar el gol de la ventaja.

En la segunda mitad, rápidamente Cardozo hizo los cambios necesarios para buscar los dos goles requeridos para remontar y salir campeón. Metiendo a Edgar Benítez y a el goleador del torneo Raúl Nava. Tena respondería más tarde con sus propios cambios.

Todos los fantasmas del ‘sub campeonísimo’ seguramente pasaron por la cabeza de todos los cruz azulinos cuando cayó el gol del empate del Toluca, en forma de déja vu de la final del 2010, ya que fue por obra del verdugo Azul en aquella final, Benítez.

Al minuto 62, tras una serie de intentos del Toluca por meter un disparo al arco, pisando el área hasta con seis hombres, llegó la igualada. La zaga de Cruz Azul no fue capaz de despegar, Tiago clarificó la jugada tocándole un balón filtrado a Benítez, quien muy recargado hacia la izquierda del área grande y con muy poco ángulo decidió sacar un balazo a primer palo que se fue al fondo de la red. Corona tal vez pudo hacer mas, sobre todo por la gran calidad que tiene y por ir al palo que protegía.

Con prácticamente media hora por jugar, Cruz Azul se replegaba ya que los Diablos se le venían encima. Aunque con oficio lograban ligar varios toques y mantener la posesión, e incluso buscaron el arco rival cuando Toluca estaba mal parado atrás. Fue ahí cuando Tena le dio ingreso a Christian ‘Chaco’ Giménez para con su experiencia buscar congelar o liquidar el encuentro, respaldándose en Fabián, quien dio un partidazo, sobre todo cuando aparecía por banda izquierda.

Toluca encontró en el "Pájaro" Benítez a su hombre que más preocupaba a los azules, por la banda izquierda era un dolor de cabeza constante. Incluso cuando el colombiano Luis Amaranto Perea ingreso, rápidamente fue amonestado por tener que descaradamente cometerle falta al paraguayo. Fue ahí que el mismo defensa de la Maquina, Rogelio Chávez pidió marcarlo al Pájaro cambiando posiciones con Perea.

En la última del partido, en el último suspiro, todo el Infierno de la Bombonera y los fantasmas de La Máquina estuvieron a nada de arruinarle la fiesta a los cementeros. Disparo potentísimo de Miguel Ponce que Perea alcanza a desviar y Corona ataja pero deja el rebote al centro en los linderos del área chica. Velázquez tuvo tiempo de controlar y con el marco a disposición, el toluqueño mandó su disparo por encima del arco. Seguramente esos segundos habrán detenido el tiempo en la mente de los azules, reviviendo las dramáticas finales que han perdido en tiempos recientes.

Tras el pitazo del árbitro, jugadores de Cruz Azul como Gerardo Torrado y Christian Giménez se veían emocionadísimos, incluso con lágrimas en su rostro.

Tena con esta hazaña se corona por segunda ocasión en su carrera como técnico en el Nemesio Diez, ya que lo había conseguido también en el Invierno 2000 con el Morelia. Mientras que el DT de los Diablos José Cardozo estaba furioso y le reclamaba airadamente al árbitro.

Con el título Cruz Azul se ha ganado también el boleto para representar a la zona de CONCACAF en la Mundial de Clubes 2014 que se jugara en Marruecos.