Para los New York Red Bulls, el mal inicio de temporada empieza a molestarlos "un poco"

Gutted Mike Petke during NYvHOU

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

Los New York Red Bulls aún se encuentran sin conocer la victoria en esta campaña, y comienzan a tener dificultad en creerlo tras su actuación del sábado.

El club neoyorquino quedó atónito tras la derrota de 1-0 que sufrió en el RFK Stadium a manos de su rival en el Clásico Atlántico, el D.C. United. New York concedió un gol tempranero en un tiro de esquina tras cabezazo de Davy Arnaud, pero luego dominaron la posesión y crearon varias oportunidades claras que de alguna u otra manera no terminaron en el fondo de la red.

Hubo un par de remantes de cabeza claros de Thierry Henry, una visión dorada de Lloyd Sam, un disparo de Péguy Luyindula al poste, un par de chances de Jonny Steele, una buena oportunidad de Eric Alexander, y más. Ninguna entró, dejando a los Red Bulls con su segunda derrota de la temporada y sexto partido sin victoria.

“Ahora empieza a molestarnos un poco”, dijo el técnico de los Red Bulls Mike Petke a los reporteros cuando fue cuestionado por el mal arranque. “Aún estamos lejos de presionar el botón de pánico, lejos de algo así. Pero ahora está llegando al punto, especialmente tras un juego como este, el juego en Chicago, la segunda mitad frente a Chivas USA, donde simplemente no las pudimos concretar – y nos decimos ‘¿Qué demonios esta pasando?’

“Pero en general, somos un buen equipo y tenemos buenos jugadores y lo demostramos anoche. Todo lo que podemos hacer es dejar esto atrás y prepararnos para el siguiente partido”, concretó Petke.

Los Red Bulls no tendrán que esperar mucho tiempo para eso, ya que recibirán al Philadelphia Union el miércoles. Eso es tanto una bendición como una maldición, ya que New York no tendrá mucho tiempo de arreglar sus problemas de definición.

El cuadro de Petke fue el más goleador del 2013 en su camino a llevarse el Supporters’ Shield, pero hasta ahora solo ha conseguido seis goles en seis partidos a pesar de contar aún con la base de la plantilla del año pasado. La derrota en DC fue la primera vez que los Red Bulls se fueron en blanco en la campaña, pero no será la última a menos de que empiecen a capitalizar sus oportunidades.

“Es curioso que el resultado con el que terminamos nuestra actuación fue una derrota”, dijo el mediocampista Dax McCarty, quien tuvo una chance de anotar en la segunda mitad pero inexplicablemente intentó pasar en lugar de disparar. “Algunas veces los dioses del fútbol te sonríen y ganas rebotes de suerte aquí y allá, y a veces no [te sonríen]. No podemos culpar a nadie más que a nosotros mismos. El resultado debió ser, siendo realistas, 4 ó 5-1 y eso es siendo generoso”.

Aún con todas las fallas frente al arco, los Red Bulls vieron cosas positivas en la derrota que los dejó con marca de cuatro partidos empatados y dos perdidos. La habilidad para dominar la posesión por largos tramos y crear tantas chances fue otro síntoma de progreso para el club y Thierry Henry, quien no teme en pedirles mejores actuaciones a sus compañeros aun cuando ganan, esta vez fue más cauteloso.

“Usualmente soy muy critico, pero si seguimos jugando como jugamos en la segunda mitad, espero podamos meternos en una buena racha porque no hay nada que decir sobre como jugamos”, dijo Henry. “Tras los [primeros] 30 minutos, creo que pasamos la pelota bien, creamos oportunidades, a veces fuimos un poco desafortunados, a veces no fuimos desafortunados. Pero tuvimos la pelota y creo que no merecimos perder, pero todo el crédito es para DC. Ellos ganaron el partido”.