Clint Dempsey demuestra porqué lo trajeron a los Seattle Sounders | Lo Bueno, Lo Malo y Lo Bomba

BMB J6

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

LO BUENO: PABLO MASTROENI MUESTRA CREDENCIALES DE DT

Pablo Mastroeni, el DT de Colorado Rapids, tiene la sangre fría de los asesinos de las películas de suspenso. Un Toronto FC disminuido por lesiones le inspiró poca compasión. Su equipo tenía que sacar ventaja, sumar, rematar al herido. Con un 1-0 fue suficiente. El puñal puede empujarse una sola vez en el momento de matar. Los Rapids de Mastroeni son segundos de la Conferencia del Oeste con marca de 3 PG-1 PE-1 PP en cinco partidos. Nada mal para un técnico debutante, aunque esos resultados no sorprenden. Siempre fue un técnico en la cancha. Pocas palabras y mucha eficiencia. Quitar la pelota y atacar con orden. Sus dirigidos interpretan ese libreto básico.  A buen entendedor pocas palabras dice el refrán. A los dirigentes de Rapids les reproché su tardanza en nombrar a Mastroeni como jefe, pero tenían razón cuando dijeron que buscaban asegurarse que podían tener a un hombre por mucho tiempo. Mastroeni es el Alex Fegurson que estaban buscando.

LO MALO: LA DEFINICIÓN DE LOS RED BULLS  

Johny Steele solo frente al arquero: desviado. Thierry Henry en un cabezazo sin marca: por arriba del horizontal. Lloyd Sam al recibir un pase de la muerte: lejos de arco del D.C. United. Los New York Red Bulls perdieron el clásico del Atlántico con el United por su mala definición. La situación provoca alarma porque el equipo de Mike Petke no juega mal, pero sigue sin ganar en el 2014. Para triunfar en el fútbol hay que marcar, pero la falta de gol en los Red Bulls se reporta como un virus y no hay vacuna por el momento.

Algo parecido pasa en Portland, pero en la defensa. Los Timbers consiguen anotar, pero reciben goles con extrema facilidad. Es otro que equipo que sigue sin ganar en 2014, después de ser la revelación de la temporada anterios.

¿Se agotaron los discursos de Petke y Caleb Porter?

LO BOMBA: DESPIERTA CLINT DEMPSEY

Las criticas que recibió Clint Dempsey después del partido contra México despertaron a un gigante dormido. El volante ofensivo de Seattle Sounders marcó cinco goles en los últimos dos partidos y comenzó a justificar el salario. Sus goles no fueron comunes. Los Sounders, gracias a Dempsey, empataron en Portland y el sábado ganaron en casa de FC Dallas, equipo que estaba invicto en 2014. Parece que Sigi Schmid encontró la manera de que el equipo juegue para Dempsey, y el media punta muestra auto superación para salir de un mal bache con mayor energía. Este es el Dempsey que queremos ver.