D.C. United termina con su sequía de triunfos derrotando a New England Revolution

DC United celebrates Rolfe goal

Photo Credit: 
USA Today Sports

D.C. United finalmente encontró la manera de ganar el sábado por la tarde, rompiendo un record negativo de 16 partidos consecutivos sin conocer la victoria al derrotar al New England Revolution 2-0.

Las máximas contribuciones del triunfo sin embargo llegaron por intermedio de los que menos se esperaban. Aparte del defensor del New England José Gonçalves – quien ayudó a los capitalinos con su autogol – la victoria del D.C. se debió en parte a un par de figuras poco probables: un arquero quien no había sido titular en ningún partido en la MLS en tres años y medio y un delantero que llegó a D.C. apenas unos cuantos días antes del encuentro, traspasado de Chicago Fire.

El arquero suplente Andrew Dykstra – quien inició un encuentro en la MLS por última vez el 10 de octubre de 2010 – pasó toda la temporada 2013 a préstamo con los Richmond Kickers, el afiliado del United en la USL PRO, tras estar todo el 2012 en un préstamo similar en el Charleston Battery. Ambas experiencias le permitieron al alguna vez titular con el Fire con un muy necesitado tiempo de juego durante un periodo extendido de tiempo fuera de los interescuadras del United.

“Siempre digo que le debo mucho a Charleston y a Richmond”, Dykstra le dijo al portal MLSsoccer.com tras el triunfo. “Por mi tiempo de juego ahí, por mis experiencias. Uno o dos juegos son buenos para tu confianza, pero cuando tienes 20 ó 30 juegos con un club, te ayuda a sentirte cómodo y aprender un poco sobre ti mismo”.

Aunque Dykstra no fue muy exigido el sábado – New England solo disparó una vez a puerta en todo el encuentro – demostró estar a la altura, ciertamente impresionante siendo un jugador que no estuvo en la plantilla de los 18 por tanto tiempo. Tras el partido, el portero confesó que no sabía que iría de arranque hasta unas horas previas al inicio.

“Es un poco difícil ponerse en sintonía”, reflexionó Dykstra. “Mentalmente es algo duro. Pero creo que he jugado suficientes partidos y tenido la experiencia necesaria en la USL y mi tiempo en Chicago que dejas ese oxidamiento a un lado. Simplemente lo afrontas”.

La contribución de Chris Rolfe fue quizás aun más inesperada. Adquirido en un intercambio a media semana con Chicago, el exdelantero de la selección nacional estadounidense participó en el encuentro entrando de cambio en la segunda mitad y contribuyendo casi de inmediato, sellando la victoria con un gol en el tiempo añadido.

“No sabía si debía ir hacia delante o no”, dijo un sonriente Rolfe en los vestidores tras el partido. “Creí que necesitábamos mantener la posesión. Conor Doyle hizo una gran labor en retener el balón, encontró a Fabián [Espíndola] y su pase fue perfecto”.

El nuevo miembro del United atribuyó el éxito a sus compañeros y a la oficina del United, haciendo notar que ya se empezaba a sentir en casa previo al partido del sábado.

“Lo más importante era adaptarse lo más pronto posible”, dijo Rolfe. “Ha sido una locura, los chicos han sido grandiosos, la organización ha sido maravillosa, y claro eso lo hizo realmente fácil para mi. El staff ha sido grandioso tan solo en mantenerme desestresado. Para ser honesto, finalmente ganar – para estos chicos que han trabajado tan fuerte – es un gran sentimiento”.