Federico Higuaín, Josh Williams y un tridente costarricense son la base de la nueva filosofía táctica de Columbus Crew

¿Defiende o ataca?  ¿Empieza o termina la jugada?  Los equipos de DC United y Philadelphia Union enfrentaron al Columbus Crew en la primera y tercera jornada de la temporada 2014 respectivamente, y no lograr descifrar estas interrogantes, les pasó factura.

El Crew no es el mismo equipo de temporadas anteriores.  Y es que entre los cambios que se dieron en el cuerpo técnico, la llegada de jugadores como refuerzos y más importante, los cambios estratégicos sobre el terreno de juego, de Columbus se pueden decir muchas cosas, pero no que sea un equipo predecible.

Gregg Berhalter asumió como estratega en noviembre del 2013, pensando en liderar al equipo a partir de la actual temporada, y hasta ahora las cosas van a pedir de boca.

Uno de los movimientos que en los primeros dos partidos disputados por el Crew ha sorprendido la propuesta ofensiva que arranca desde la línea defensiva.

A lo largo de su carrera, Josh Williams se ha desempeñado en cuanta posición el cuerpo técnico le ha pedido en la línea defensiva.  Eso fue hasta que con la llegada de Berhalter, parece haberse definido una posición para él, aunque esta sea casi ficticia.  La línea de cuatro defensas con que arranca el Crew es solo en papel y dura solo hasta que inician las acciones.

Williams ha recibido luz verde por parte del cuerpo técnico y ha dejado de ser el férreo defensa para convertirse en jugador de ida y vuelta capaz de generar peligro en el área rival.  Desde ahí, desde la defensa, es que los cambios están dando resultados a la “pandilla”.

HIGUAÍN MUEVE LAS FICHAS EN EL MEDIOCAMPO

Williams no es el único jugador cuyo rol en el once del Columbus Crew ha cambiado.  Su hombre más importante en el ataque, Federico Higuaín ha llevado su desequilibrio e inteligencia a otro nivel.

El futbolista que había jugado en el último tercio de campo como un segundo delantero, ahora transita más retrasado.  Sus características simplemente prohíben ponerle nombre a la posición en la que ahora se desempeña.

Lo que sí es claro, es que su peligro ahora abarca mucho más terreno.  Sin importar si se refieren a él como mediocampista de ataque, segundo delantero o enganche, lo cierto es que con la misma facilidad que puede enviar un centro para un compañero mejor ubicado, también puede mandarse en velocidad para llegar a terminar una jugada.

Con este cambio en su posición, Higuaín sigue siendo el eje de ataque de Columbus y desconcertando a los que intentan interponerse en su camino.  Sin poder predecir si buscará realizar el último toque o trazar para un compañero, las líneas defensivas rivales han sido superadas por el jugador quien tal como ha hecho desde su llegada a Columbus, liderar el ataque del equipo.

TRIDENTE COSTARRICENSE QUE SE COMPLEMENTA

De los cambios que el estratega ha implementado, además de Williams e Higuaín, hay otros elementos que se han beneficiado.  El defensa tico Waylon Francis parece estar entre los jugadores que se vienen ganando la confianza del estratega.  El joven ha ido de titular en los primeros dos partidos que el Crew ha disputado.  El otro tico y también defensa, Giancarlo González es otro que parece gozar de la confianza del entrenador.

Los cambios que hasta ahora ha implementado el adiestrador le están dando resultados al equipo y al venezolano Bernardo Anor.  El venezolano parece será el más beneficiado del cambio de posición de Higuaín.  Ahora Anor se convierte en uno de los artilleros que estarán listos para aprovechar la distracción que el argentino significa para la defensa y aprovechar así para seguir sumando goles.