Andrés "Manga" Escobar llega a ponerle picante a la delantera de FC Dallas | Pelotazos

Andrés "Manga" Escobar with Colombia U-20

Photo Credit: 
Action Images (Reuters)

BUENOS AIRES - Le dicen “Manga” por el gusto que tiene desde pequeño de comer aquella fruta tropical, pero Andrés Ramiro Escobar, en contrapartida a ese dulce sabor, llega a FC Dallas para agregarle picante a una delantera que promete goles al montón.

“No quisiera ser defensor en otro equipo”, sentenció días atrás Fernando Clavijo, gerente deportivo del cuadro texano, luego de conocerse la contratación del atacante colombiano de 22 años a préstamo por una temporada desde el Dynamo Kiev de Ucrania y de último paso por el francés Evian. La advertencia del dirigente se basa en sus expectativas en la sociedad entre Escobar y Fabián Castillo, quienes fueron compañeros en Deportivo Cali.

¿Qué opina Escobar de lo dicho por Clavijo? “Ufff… Compromete mucho a uno”, atina a responder con una sonrisa en contacto con FutbolMLS.com, pero sin desligarse de las exigencias que tendrá: “Uno sabe las condiciones que tiene; pero para eso hay que trabajar muy fuerte, estar bien física y mentalmente”.

De hecho, el crédito de Puerto Tejada cree que en lugar de una dupla, podría verse un trío con el panameño Blas Pérez, a quien también conoce por su trayectoria en el fútbol “cafetero”: “Eso es lo que se ha planteado, esperamos adaptarnos y hacer lo que hoy estamos pensando. Si todo sale de la manera en que lo miramos, vamos a tener un gran año”.

“Tengo compañeros que me han hablado mucho. Con Jair (Benítez) y Fabián (Castillo) hablábamos todos los días; me dicen que el equipo está muy bien y pensando en una gran temporada”, comenta Escobar y posteriormente subraya: “FC Dallas es uno de los equipos más grandes de la MLS y este año quiere pelear grandes cosas. Al haber tantos jugadores latinos, quizás se pueda jugar más con el balón al suelo y marcar una diferencia en la liga, mostrando un buen fútbol. Se ha reforzado muy bien y a eso vamos: a pelear, a jugar bien y a ganar, que es lo que queremos todos”.

La del “Manga” y FC Dallas no es una historia reciente. Desde 2011 que el conjunto de Frisco lo tenía en carpeta, pero el Dynamo Kiev le ganó la pulseada y con 20 años recién cumplidos sacó boleto para una aventura en el Viejo Continente poco feliz: “Pienso que en Europa el fútbol es muy distinto al sudamericano. Allá te piden más tareas, sobre todo defensivas, cosas que acá uno no cumple mucho porque si tienes el balón y haces las cosas bien, ya con eso está hecho el trabajo”.

Reconoce el joven colombiano haberse sentido más atado y con menos libertades en el fputbol europeo para soltar su juego. De hecho, menciona un ejemplo: “En Francia, el equipo era recién ascendido, donde por ahí vale más el que tira una plancha (entrada fuerte) que el que hace un gol, entonces era complicado para mí”. Igualmente, Escobar valora la experiencia para afrontar lo que vendrá: “Me siento más maduro y muy fortalecido en lo mental. Estoy muy contento y con muchas ganas de jugar y de adaptarme pronto al fútbol de la MLS”.

Varios han sido los casos de jugadores “cafeteros” que de la MLS “saltaron” a otras ligas de mayor tradición y reconocimiento, aunque tal vez los casos más paradigmáticos sean los de Fredy Montero, goleador histórico de Seattle Sounders y recientemente comprado por Sporting de Lisboa, y Carlos Valdés, ex capitán de Philadelphia Union y a préstamo en el campeón argentino, San Lorenzo de Almagro.

Aún mencionando los ejemplos anteriores, la liga estadounidense todavía tiene resistencia por parte del aficionado colombiano. ¿Por qué le cuesta tanto a la MLS lograr credibilidad en ese público? “No lo sé, a mí no me costó nada -desliza Escobar sonriente- porque me parece una liga muy buena, yo vi partidos con un juego muy rápido, no le dan tanta vuelta al balón y me gusta”.

“Alguna gente dice que tal jugador va a la MLS y se ‘perdió’ porque esa liga es muy no sé qué, no sé cuánto, pero para mí no. Lo que le sucedió a Fredy Montero fue muy bueno para él y para el país, y así como ocurrió con él pasará con otros”, sostiene el “Manga” para luego invitar a aquellos detractores de la liga a responder una pregunta: “Hay jugadores que van a Estados Unidos y nadie sabe que estuvieron por allá porque no les fue bien. Si supuestamente la liga era tan fácil, ¿por qué no marcaron diferencia?”.

“Yo pienso que la MLS es una liga muy difícil, con grandes futbolistas de mucha experiencia en Europa y que hacen a la liga cada vez más competitiva y este año la liga va a estar mejor que nunca”, cerró ilusionado el flamante delantero de FC Dallas que buscará volver a brillar en un equipo que este año tendrá mucho acento colombiano.