El hondureño Alexander López espera tener un año mucho más productivo con Houston Dynamo

Alexander López, Houston Dynamo

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

HOUSTON – Alex López sabe perfectamente que su inicio en el Houston Dynamo no fue el que se esperaba.

Cuando del mediocampista, de 21 años de edad, llegó a Houston Dynamo en agosto del 2013, el DT del club naranja Dominic Kinnear sintió que tenía un jugador que podía ayudar en el presente y el futuro.  Pero el llegar a Houston a mitad de la temporada demostró ser una gran dificultad para López, quien no pudo desarrollar un buen físico lo que a la postre complicó su tiempo de juego en la cancha.

El hondureño apenas actuó en dos partidos de 11 disputados.

Esto ha quedado en el pasado para López, y ahora encara su primera temporada por completo con el club.  Si López pretende justificar su calidad de jugador franquicia juvenil del club, su tiempo de juego en cancha es fundamental.

“Tuvimos una conversación al final del año; necesita estar mejor físicamente y necesita dar más entrega en los entrenamientos si desea jugar partidos”, dijo el DT del Dynamo Dominic Kinnear.  “Debe hacer lo que los demás están haciendo, trabajar duro para tener minutos.  Esto no te lo van a regular, creo que todos los jugadores entienden esto”.

López arribo al equipo en la época más caliente en Houston después de una participación solida en la Copa Oro de la CONCACAF.  No obstante, su éxito a nivel de selecciones no se tradujo el equipo ya que tuvo muchos problemas en adaptarse al calor y llegar al mismo nivel de sus compañeros.

“Físicamente, fue un impedimento”, dijo López a MLSsoccer.com.  “No fui capaz de acostumbrarme al equipo y hacer lo que ellos me piden”.

Kinnear ha vivido una situación similar anteriormente con jugadores como Servando Carrasco y otros fichajes de verano.

“Creo que el hecho de llegar a mitad de temporada algunas veces es como una gran bofetada.  Yo creo que [López] estaba un poco pasado de peso antes de que viniera”, dijo el DT.

Con muchos problemas para adaptarse, López fue meramente un espectador durante el camino de Houston Dynamo en los Playoffs y eventualmente en la Final de la Conferencia Este, no como muchos hubiesen pensado. Y como su nuevo equipo y mentor, el catracho Boniek García, batallaban por permanecer en los Playoffs, López estaba relegado en la banca sin ninguna opción de ayudar al equipo.

“Creo que la presión siempre esta ahí porque soy extranjero y todos esperan que juegue y bien”, dijo López.  “Ahora tengo que ponerme en un 100 por ciento”

La presión esta ahí porque muchos, incluyendo Kinnear, ven la técnica y el gran potencial en López.  Si juega en un mejor nivel, López pude darle ese toque adicional de creatividad el mediocampo de Houston.

Pero para demostrar esa habilidad, el debe mostrar que esta en buen estado físico mientras el Dynamo se enfoca en los partidos de la pretemporadas más que estar en forma.  Tras unas vacaciones en Honduras donde López se reunió con su familia, él está de vuelta para demostrar que ha mejorando y que esta listo para tomar ventaja de la oportunidad en Houston.

“Eso es lo más importante de estar aquí con todos empezando de cero”, dijo López. 

“Es bueno y beneficioso retornar a Estados Unidos y empezar de cero con los demás”.