Maximiliano Urruti, tiene entre sus objetivos "convertir muchos goles" para Portland Timbers

Maximiliano Urruti, Portland Timbers (Sept. 29, 2013)

Photo Credit: 
Craig Mitchelldyer / PortlandTimbers.com

Proyecta una temporada de consolidación y para agotar su voz gritando goles. Ese es Maximiliano Urruti, quien este año busca ser la referencia ofensiva de Portland Timbers y que aquellos chispazos de calidad que dejó ver en sus primeras apariciones con el equipo empiecen a ser una constante de cada jornada.

“¡Ahora quiero arrancar el año con todo!”, exclama de entrada a FutbolMLS.com el rosarino de 22 años, quien reconoció dificultades iniciales de hacerse un lugar entre los titulares al haber sido el último en llegar a un conjunto ya definido. “Es complicado para uno y para los demás también porque al estar peleándola todo el año, que venga un jugador nuevo y te mande al banco es difícil para todos; pero siempre el plantel estuvo unido, tirando para adelante y eso sirvió mucho para llegar adonde llegamos”, subrayó. Y también prometió: “Sabemos que ahora va a jugar el que mejor esté y voy a dejar todo para demostrarle al técnico que puedo ser titular”.

De cara a la nueva temporada, Urruti es consciente que dependerá de él saber aprovechar las cualidades de grandes abastecedores como Diego Chará, Diego Valeri y la flamante adquisición del cuadro de Oregon, Gastón Fernández. Es ahí cuando lanza su premisa 2014: “Quiero convertir muchos goles que le sirvan al equipo y quedar entre los mejores delanteros de la liga”.

Asimismo, el atacante se refirió a la “argentinización” de los Timbers por las recientes incorporaciones de “La Gata” Fernández y el central Norberto Paparatto: “Será muy bueno para nuestra convivencia y es muy lindo tener más compañeros argentinos; pero lo más importante es que lleguen y aporten cosas positivas porque el grupo se está formando para lograr nuestro objetivo de ser campeones. Jugué contra los dos y sé que son jugadores muy buenos”.

La semana pasada, Valeri hablaba de la importancia de un título para el crecimiento de la franquicia después de haber conseguido una identidad propia como equipo. Urruti coincide con el volante y no tiene intención de colocar el listón por debajo de lo dicho por su compatriota: “Uno quiere jugar y ganar cada campeonato en disputa. Vamos por un buen camino, tenemos tres torneos muy lindos y será un año cargado de partidos. Como dijo Diego, por lo menos un título vamos a querer ganar, y si pueden ser más, mucho mejor. ¡Este año tiene que ser el nuestro!”.

De pronto, el ex Newell’s halla una conexión clave entre los Timbers y su ex club: el estilo futbolístico. “Con el tiempo, me di cuenta de que me encantaba estar en Portland por la forma de jugar, son las mismas características con las que jugaba con el Tata [Gerardo] Martino en Newell’s, con el mismo esquema táctico”, señaló.

Y si bien dice no tener diálogo fluido con su actual técnico, Caleb Porter, el argentino destaca su claridad conceptual y le encuentra cierta semejanza con el hoy “míster” del FC Barcelona: “Cuando habla tiene un concepto muy bueno de lo que quiere y es importantísimo. Cuando hablo con el traductor le digo que me da mucho gusto estar en Portland porque lo que me pide es casi lo mismo que me pedía El Tata y uno ya está dispuesto a eso, así que me encanta”.

LA MLS, UNA LIGA NO TAN TRANQUILA

Aunque de inicio a fin manifiesta su satisfacción por ser parte de la MLS, Maxi Urruti no tarda mucho en hacer una confesión algo inusual que destierra todo prejuicio. “Me imaginé una liga distinta”, dice al paso. ¿Qué imaginaba Urruti? “Que era una liga ‘tranquila’, que no le daban mucha importancia, ¿no? Es la verdad, cuando se habla de la liga de EE.UU. se dice eso; pero me sorprendió mucho, es interesante y muy competitiva”, admite. Y sigue: “Es un fútbol muy rápido y se juega bien. Alguien que no lo ve y no lo siente no puede decirlo; ahora me tocó estar ahí y cuando me preguntan puedo hablar de lo mejor de la liga”.

Pero el delantero va más allá con sus elogios para con la MLS y Portland, al punto tal que asegura que “la liga es tan linda para jugar que te dan ganas de quedarte ahí e incluso tratar de hacer tu carrera”. Justamente ese es uno de los propósitos que se traza Urruti: ganarse un lugar en la historia de los Timbers.