Fabián Espíndola: “D.C. siempre ha tenido equipos muy fuertes y hay que devolverlo al lugar que se merece”

New York Red Bulls awesome dude Fabian Espindola

Photo Credit: 
USA Today Sports

El objetivo de D.C. United es claro: recuperar la memoria y la tradición ganadora que durante años lo llevó a erigirse como el cuadro más ganador de la MLS. Lo sabe Fabián Espíndola, su incorporación más reciente, y con esa premisa llega a Washington para reubicar a los capitalinos al pedestal que señala su historia.

Con un récord nefasto de 24 derrotas, siete empates y apenas tres victorias, el United concluyó el 2013 hundido en el sótano de la Conferencia Este y redondeando la peor temporada de sus 18 años en la liga. “Yo no lo viví y no tengo ganas de vivirlo. Voy con la mentalidad de ganar, de que el esfuerzo que están haciendo los dirigentes de traer jugadores y armar un equipo sea válido. No tengo ganas de perder ni de estar en el fondo de la tabla”, sentenció el delantero argentino en contacto con FutbolMLS.com.

“Cuando no hay una base bien definida siempre es difícil; pero D.C. tiene que encontrar el grupo rápido para que no pase lo del año anterior; estar en lo alto de la tabla y llegar a los Playoffs. D.C. siempre ha tenido equipos muy fuertes y hay que devolverlo al lugar que se merece”, considera Espíndola. También sostiene que “más que todo, hay que revertir la historia, solamente hay que demostrar que el equipo puede funcionar y creo que todos los jugadores van con la misma mentalidad ganadora, sabiendo que se les va a exigir eso”.

Hay un ánimo esperanzador entre la fanaticada del D.C. por ver esta temporada un equipo revitalizado con la llegada de varios refuerzos de experiencia, aunque quizás sea Eddie Johnson quien más expectativa despierte, sobre todo con la posibilidad de que logre una dupla redituable con el puntano de Villa de Merlo, Provincia de San Luis. “Es un gran jugador. Por lo que he leído, el club se esforzó bastante en conseguirlo y, si me toca jugar, ojalá que hagamos una buena delantera”, proyecta el ex atacante de New York Red Bulls y Real Salt Lake.

A sus 28 años, el delantero campeón de la MLS en 2009 con Real Salt Lake cree que está en un momento justo para llevar adelante una nueva etapa. “A la MLS la aprecio un montón y nunca va a faltar esfuerzo de mi parte; después, todo trayecto nuevo es emocionante, más que todo tratar de dar resultados como siempre”.

Y si de números se habla, Espíndola ha demostrado afianzarse en la liga año tras año, con un piso de nueve goles desde 2010 y sumando asistencias: “Ya estoy bastante grandecito y hace tres años que mantengo las estadísticas sobre todo; después, como jugador, siempre me he esforzado me salgan o no las cosas”. No obstante se ocupó de recalcar que “ojalá que con D.C. pueda marcar una diferencia más grande para no quedar solamente en ‘regular’. Siempre es bueno mantener una regularidad; pero un poquito mejor estaría bueno”.

Pero, ¿cómo se define Espy como delantero? “Soy trabajador, hago goles y uso mis habilidades para ayudar a mis compañeros para anotar porque, si bien no soy un gran goleador de 20 tantos por temporada, tengo técnica para asistir”, responde. Y acota: “No soy un goleador a lo [Gabriel] Batistuta; pero ‘sacrificio’ suena rústico y no me considero un jugador sólo de sacrificio. Tengo sacrificio porque me gusta ayudar; después, técnicamente y en panorama, creo que soy un jugador con buenas características”.

RED BULLS Y SU FRUSTRACION

Consciente de que tuvo un buen 2013 en su paso por New York Red Bulls, incluso sin jugar todo lo que hubiera podido y deseado, Fabián Espíndola reconoce que su deseaba su salida del conjunto neoyorquino.

“Por suerte, los goles los hice; pero no me sentí del todo cómodo y no me gustó que me hayan dejado casi afuera de los Playoffs. Como me dijo un dirigente del club: ‘a veces puedes tener dos grandes jugadores y no puedes entrelazarlos bien en el campo de juego’. Capaz ese fue mi caso y no era el jugador indicado para lo que Mike [Petke] quería”, manifestó el argentino, autor de nueve tantos y dos asistencias en 23 partidos como titular sobre 28 jugados.

Aunque dice guardar tranquilidad por su entrega mientras vistió la camiseta del cuadro taurino, Espíndola cree que el haber ganado la temporada regular generó confusión en el plantel: “[El Supporter’s Shield] Es un premio fantasma. Parecía más una distracción que un premio y los Playoffs son muy duros. A veces no todos asimilan eso”.