Se Dice en Europa | La llegada de Michael Bradley a Toronto FC es un hecho, según medios italianos

Se Dice en Europa: Michael Bradley

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

MADRID - Michael Bradley pegará finalmente el camino de regreso a América, pero no a los Estados Unidos, sino a Canadá.

La noticia que ayer mismo saltaba a escena casi a la par de los rumores sobre la llegada de Jermain Defoe a Toronto, parece verse confirmada en menos de 24 horas y, a falta de unos pequeños flecos entre el futbolista y el TFC al respecto de las cantidades que percibirá con su nuevo equipo, se puede decir casi con seguridad que el medio defensivo yanqui abandonará la Roma en las próximas horas para poner rumbo a la MLS, donde defenderá los colores del cuadro dirigido por el neozelandés Ryan Nelsen.

Tanto Toronto, como la Roma y Bradley han llegado a primera hora de esta tarde a un principio de acuerdo para el traspaso del volante internacional estadounidense a la escuadra canadiense. Según informan los medios italianos, el jugador firmará un contrato por seis temporadas con el TFC, que a su vez abonará la cifra de siete millones de euros a la Roma por los derechos federativos de Bradley. 

En cuanto se ultimen esos mínimos detalles pendientes aún para dar por cerrada la operación, sendos clubes anunciarán públicamente el traspase de Bradley, quien ya prepara a estas horas las maletas para desplazarse a Canadá y ser presentado como nuevo jugador del Toronto. No en vano, el mediocampista de 26 años de edad ya no acudió a la convocatoria del partido de Coppa Italia el jueves ante la Sampdoria.

Lo curioso del tema es que Bradley estaba a punto de salir de Roma con dirección a otro club italiano, pero la rápida maniobra de aproximación del Toronto le ha llevado a cambiar de destino sobre la bocina.

Según el diario Tuttosport, el medio yanqui iba a recalar en el Hellas Verona, la gran revelación de la Serie A del Calcio después de haberse cumplido la primera manga de la competición italiana.

Bradley pasaría al conjunto veronés como moneda de cambio del futuro traspaso del joven delantero argentino Juan Manuel Iturbe, quien el próximo verano sería jugador de la Roma a cambio de 15 millones de euros, que el cuadro capitalino deberá abonar al Porto, club propietario de los derechos del futbolista sudamericano que este año juega en calidad de cedido en el Hellas.

Bradley, cuyo contrato con los romanistas expira en junio de 2016, había visto comprometidas sus opciones de contar con más minutos con motivo de la llegada al equipo del volante belga Radja Nainggolan, que acaba de ser fichado procedente del Cagliari.El mediocampista nacido en Princeton sabía de boca de su técnico, Rudi Garcia, que apenas iba a contar con sus servicios, puesto que la llegada de Nainggolan obedece a una petición expresamente suya. Por tanto, Bradley se había planteado seriamente aceptar la propuesta de cesión al equipo que prepara Andrea Mandorlini hasta la conclusión del presente ejercicio.

Y es que poder disfrutar de minutos era algo fundamental para el volante tapón americano si es que quiere ganarse finalmente un puesto en la lista de 23 convocados que dé a conocer Jürgen Klinsmann el próximo mayo para disputar la Copa Mundial de Brasil en verano.

Bradley, que llegara a la capital italiana hace un año y medio procedente del Borussia Mönchengladbach, ha jugado 11 partidos de 18 en lo que va de campaña y ha firmado un tanto. La Roma ocupa la segunda plaza de la Serie A, ocho puntos por debajo del líder, la Juventus de Turín, que el pasado fin de semana pusiera fin a su condición de único invicto en liga con un contundente 3-0.

Según ha podido saber FutbolMLS.com de fuentes próximas al jugador en Italia, Bradley prefiere volver a América porque considera que es mejor de cara a su futuro con la selección y porque le encantó el proyecto que le han presentado.