Previa Repechaje Mundialista: Nueva Zelanda por la hazaña y México a rescatar su dignidad

Méxcio vs Nueva Zelanda DL Image FMLS

Photo Credit: 
Gabriel de los Ríos/FutbolMLS.com

Llegó la hora cero para México y Nueva Zelanda.

Su última chance de acceder a la Copa Mundial Brasil 2014 es mediante el repechaje a ida y vuelta que comenzará el próximo miércoles 13 de noviembre en la Ciudad de México. El Tri recibirá en el Estadio Azteca a los All-Whites intentando sacar una ventaja que les haga manejable el global para cuando tengan que pagar la visita el 20 de noviembre.

CON LO QUE LE QUEDA A LA MÉXICO DEL PIOJO

Miguel Herrera tomó las riendas del equipo mexicano hace poco menos de un mes como una especie de segundo “bombero”, en una situación de emergencia y caos en el futbol azteca en la selección absoluta. A Víctor Manuel Viucetich, quien había llegado como el primer “bombero”, solo le dieron dos partidos y por ahí mismo, las gracias. Ahora todas las esperanzas mundialistas de los mexicanos se centran en el ‘Piojo’ Herrera, quien inevitablemente sufrirá la misma suerte que sus antecesores ya sea el 20 de noviembre o algunos meses después cuando pase de ser el "dios del futbol" al peor entrenador de la historia.

Herrera con un plan de contingencia bajo la manga, decidió formar una selección con los hombres que mejor le han dado resultado y que conoce a la perfección, sus jugadores del Club América. A estos los reforzó con tres jugadores del León y uno del Santos Laguna, y no se complicó en buscar respuestas en otro lado. Desechó la polémica de quien merecía o no venir de los ‘europeos’ al simplemente no convocar a ninguno y jugársela con los jugadores de la liga local.

Hasta ahora Herrera ha sido congruente con su plan de trabajo, ya que al tener prácticamente a todos los jugadores seleccionados de la liga local entrenando con selección, sería ilógico tirar a la basura ese trabajo trayendo a alguien del exterior para jugar cuando no estuvo entrenando todo este tiempo empapándose con las ideas del Piojo.

México encaró tres partidos de carácter amistoso en este mini procesó con miras al repechaje, en todos anotó 4 goles. Claro que esto no nos dice nada ya que los rivales eran de muy bajo calibre, pero por lo menos habrán servido para recuperar algo de confianza, y saber que pueden generar volumen de juego ofensivo y tener contundencia, algo que escaseó durante el Hexagonal Final.

De lo que se pudo apreciar en los entrenamientos y partidos de México con Herrera, el esquema táctico seria el mismo que utiliza en el América, con tres centrales, dos laterales-volantes, una mediacancha conformada por tres hombres con uno más clavado como contención, y una dupla de delanteros al frente. El mismo Piojo ya ha revelado que solo le quedan dos dudas en la alineación, que sería quien ataje y quien formaría la dupla ofensiva con Oribe Peralta.

La alineación de México: Muñoz/Corona en el arco; Maza Rodríguez, Rafa Márquez, Juan Carlos Valenzuela en la central, Paul Aguilar por derecha y Miguel Layun por izquierda; en el centro del campo formarían con Juan Carlos Medina por el centro, con Luis Montes hacia su lado derecho y el Gullit Peña de su lado izquierdo (estos dos últimos con mucho más posibilidades de ir hacia al frente que Medina), y arriba Oribe Peralta junto a Aldo De Nigris o Raúl Jiménez.

NUEVA ZELANDA: SIN CAPITÁN PARA COMANDAR EL BARCO

Nueva Zelanda llega a este repechaje en diferentes circunstancias que México, en el sentido de que los neozelandeses sí ganaron la eliminatoria de su zona, pero la FIFA no le otorga boleto directo a Oceanía, por lo cual juegan el repechaje contra el 4to lugar de CONCACAF en esta ocasión.

En el papel los All-Whites son inferiores a México, incluso ellos se han presentado a sí mismos como la víctima. De la misma manera hubo quienes decían que habrían preferido que Panamá fuera su rival y no los mexicanos. Muy posiblemente este tipo de discurso lo usaron para quitarles presión a sus jugadores y ponerla toda del lado Azteca.

Hay varios factores que ya le juegan en contra a Nueva Zelanda sin que aún se dé el pitazo inicial. Su capitán, quien milita en el West Ham de Inglaterra, el defensa Winston Reid se lesionó entrenando con su club, por lo que no podrá ver acción en el repechaje. Una baja muy sensible, que incluso el técnico Ricki Herbert lamentó, y no ocultó su preocupación por no poder disponer de Reid.

Otro factor que no favorece a los neozelandeses es que como tienen que jugar el juego de ida en México, en un corto periodo de tiempo están siendo sometidos a dos viajes al otro lado del mundo. Algo que México no tendrá que hacer, ya que ellos se encuentran en el país Azteca, y solo tendrá que viajar una vez en ese mismo periodo de tiempo, para encarar el partido de vuelta en el continente de Oceanía.

Las referencias de Nueva Zelanda de cómo juega y se encuentra su selección son pocas y con situaciones encontradas. Las más recientes siendo la Copa Mundial de Sudáfrica 2010, donde empató en sus tres encuentros de grupo frente a Italia, Paraguay y Eslovaquia, lo que hace pensar que son un equipo fuerte. Aunque recientemente no pudieron ganar el torneo continental de Oceanía, al quedar eliminado en semifinales con Nueva Caledonia, quien acabó perdiendo frente a Tahití el pase a la Copa Confederaciones. Considerando el nivel mostrado por Tahití en la Confederaciones, uno no puede dejar de pensar que si Nueva Zelanda está por debajo de ellos, su nivel es muy bajo.

Mismo juego, diferentes perspectivas

La visión del partido es muy diferente para ambas selecciones. Para Nueva Zelanda sería casi una hazaña en su historia futbolística poder eliminar a México de un Mundial, mientras que para el Tri no es ninguna hazaña, sino simplemente salvar la poca dignidad que le queda disponible a un equipo que se dedicó a tirar el prestigio hacia un precipicio durante todo el 2013.