La noche para Montreal Impact fue de mal a peor tras las expulsiones de Andrés Romero y Marco Di Vaio

Los Playoffs de la MLS son el momento más competitivo de la temporada y eso se demostró en el partido de repechaje entre Houston Dynamo y Montreal Impact. Como si el marcador de 3-0 en contra no fuera suficiente para un Montreal Impact, que se encontraba con diez hombres tras la expulsión de Nelson Rivas - quien jugó su primer partido en la temporada -, la frustración se desbordó en el cuadro canadiense para una eliminación de los Playoffs que terminó como nunca debió haber finalizado.

Todo comenzó cuando el mediocampista argentino Andrés Romero disputó una pelota con Kofi Sarkodie, y mientras el jugador del Dynamo sostenía la pelota en su propia esquina, Romero pateó a Sarkodie para provocar la debacle de Montreal. Eso llevó a una discusión extensa en la cual incluso el DT del Dynamo Dominic Kinnear se vio involucrado, buscando evitar que cualquiera de sus jugadores fueran expulsados.

Durante la pelea entre jugadores de ambos bandos, el italiano Marco Di Vaio, uno de los goleadores de la temporada regular se desesperó y atacó a varios jugadores del Dynamo en la cara, lo cual generó una tarjeta roja directa. Romero también fue expulsado.