DT de NY Red Bulls Mike Petke: "En mi carrera tanto como jugador, como entrenador, este es hasta el día de hoy el mejor momento"

Mike Petke holds up the Supporters' Shield

Photo Credit: 
USA Today Sports

New York Red Bulls tuvo que esperar 18 largas temporadas para poder alzarse con un título, pero el destino les tenia preparados una noche mágica y de fiesta en el Red Bull Arena, frente a esos aficionados que se ilusionan temporada tras temporada.

Los artífices principales de la obtención del Supporters’ Shield hablaron tras el partido, desde el novato entrenador y fanático de Red Bulls Mike Petke, pasando por el australiano Tim Cahill quien podría ser el MVP de la MLS, y el defensa colombiano Jamison Olave quien llegó esta temporada al club.

En Nueva York siempre se buscan entrenadores de renombre, y por años se intentó llegar al éxito con ellos, pero acabó siendo un hombre de casa, quien creció como fanático del club, que fue jugador, y quien acabó siendo el hasta hoy más exitoso arquitecto en el banquillo taurino, Mike Petke.

“Este es un gran momento para nuestra franquicia, para los jugadores, el staff, y especialmente para los seguidores. Ha sido un largo tiempo, una larga espera, y estos muchachos se lo merecen. No importa lo que esté escrito, no importa como jugamos en ciertos momentos, estos chicos me dieron todo lo que tenían este año para terminar la temporada”, dijo el joven Petke, quien estaba visiblemente emocionado.

“En mi carrera tanto como jugador, como entrenador, este es por mucho hasta el día de hoy el mejor momento por lo que significa para la organización, estos fanáticos y nosotros”, expresó Mike Petke.

Cuestionado sobre su identidad como Red Bull y si fue capaz de transmitírselo a sus jugadores, Petke respondió, “No oculto quien soy y lo que represento”, y dejó claro que los jugadores saben lo que significa jugar para su equipo. “Estos jugadores están orgullosos de frente a los seguidores que tenemos, están orgullosos de jugar para esta organización”.

Petke, quien admitió se quitó la presión que venía cargando en los hombros, afirmó que este es un momento que no durará uno o dos días, es algo que quedará en la historia, más allá de lo que suceda en los Playoffs.

“Estos jugadores ahora son parte de la historia en este club y la historia es algo bueno cuando mires hacia atrás, cuando los Playoffs hayan terminado y estés sentado, tomando una copa de vino en el las vacaciones, entonces lo ves. Pero tras esta noche, estamos de vuelta entrenándonos y preparándonos”.

Tim Cahill vino a hacer historia, como la de esta noche

El australiano Tim Cahill, quien para muchos debería ser el MVP de la liga, aseguró que no hubo más presión hoy, ya que esta está siempre en cada jornada.

“Hay presión todas las semanas, en Houston, en Seattle. Estuve muy relajado esta semana, porque realmente creo en la capacidad de este equipo. Es un momento muy especial para los New York Red Bulls”, dijo Cahill.

A pesar de que Cahill es una pieza clave en Red Bulls, queda claro que el cree en el grupo, y no en las individualidades. “Este es un equipo, cada vez en diferentes momentos hemos necesitado de la esencia de que cada jugador pongo su alma y corazón en la línea y ha resultado en esta liga”.

“Solo he estado aquí un periodo corto, pero si no puedo imprimir mi sello entonces no quiero estar aquí, lo dije desde el principio. Cuando llegue aquí (Red Bulls) era un poco turbio, era difícil. No vine aquí por los números, vine aquí para hacer un impacto en la liga”, expresó el australiano sobre a que vino a la MLS.

Cahill es un hombre que a pesar de su gran aporte, le da su lugar a cada quien, y respeta a cada sector que conforman el club neoyorquino.

“Creo que ni siquiera lo toqué (Supporters’ Shield). Solo quería realmente saborear el momento y ver a los fanáticos celebrar y los jugadores y la gente que ha estado aquí más largo tiempo”, dijo Cahill quien era acompañado por sus hijos en la sesión de preguntas.

Olave celebra esta noche, mañana es otra historia

Jamison Olave, pilar en la defensa taurina, se mostró feliz por la obtención del Supporters’ Shield, pero se mostró mesurado, ya que piensa en el máximo objetivo.

“Es algo bonito para la afición, para nosotros haber ganado el Supporters’ Shield y tener la posibilidad de cerrar las finales en casa”.

Para Olave, es festejar, olvidar, y comenzar a escribir la historia hacia la Copa MLS.

“Celebrar aquí en el estadio, pero apenas salgamos de aquí, tratar de olvidarlo lo más rápido posible. Hay que celebrar, es algo lindo algo que no se consigue todos los años, pero es un primer paso para lo que realmente queremos lograr”.

El colombiano, quien ganara la Copa con Real Salt Lake en 2009, ve a Red Bulls como uno de los mejores equipos de los que ha formado parte y espera conseguir la corona con ellos. “He hecho parte de grandes equipos, este también es un gran equipo. La verdad es que hemos jugado bastante bien, ojala podamos conseguir el objetivo que es la Copa MLS”.