LA Galaxy por el récord perfecto ante SJ Earthquakes tras vencer por la mínima a Montreal Impact

CARSON, Calif.- Hay momentos en la vida en que las cosas pasan ‘porque sí’, pero a veces pasan porque tienen que pasar.  Tal es lo que vivió Kofie Opare, el novato defensa central, que ante Montreal Impact, marcó su primer gol como profesional y que a la postre le diera el necesitado triunfo a LA Galaxy, 1-0 fue el resultado final. 

Opare dijo haber tenido la visión de anotar y no es que sea vidente ni mucho menos, pero el joven jugador sintió que la predicción le llegó luego de haber recibido una triste noticia desde Niagara Falls, Ontario.  El defensa fue informado de que su amigo y vecino de infancia, Arif Merani, había fallecido luego de haber sido atropellado en la noche del lunes. 

Según reportes de noticias, Merani fue atropellado al momento en el que estaba cambiado una llanta, cuando iba en camino de regreso a su escuela en Ottawa.  Esto pasó luego de haber convivido con su familia la celebración del ‘Día de Acción de Gracias’ canadiense.  Opare al momento de anotar su gol, se levantó la camiseta para mostrar el mensaje que tenía escondido, ‘R.I.P. Arif’ o ‘Descansa en Paz Arif’.

“Uno de mis buenos amigos, falleció hace un par de días.  Entonces, me dije que iba a anotar y se lo iba a dedicar a él.  Tuve el presentimiento de que algo iba a ocurrir hoy [ayer]”, contó el jugador.  “Estoy contento de que pude anotar por él y lógicamente por Galaxy, obtuvimos los tres puntos, esto es lo que necesitamos para hacer quedar en claro que aún estamos aquí”.

El gol llegó tras un tiro de esquina, fue una jugada de rebotes y confusión dentro del área chica.  Opare dijo aprovechar la confusión, la pelota “creo que rebotó en José [Villarreal], quien le había pegado al arco o la cruzó y estuve en el lugar y tiempo indicado.  Solo tuve que tocarla para ponerla en la esquina de abajo.  Definitivamente se siente grandioso anotar mi primer gol en la MLS.  Lo más importante fueron los tres puntos”.

En una noche, como tantas cada vez que juega la selección estadounidense, los locales no contaron con varias de sus estrellas.  En la portería se encontraba Brian Rowe, quien sustituía al panameño Jaime Penedo.  “Se sintió grandioso, es excelente ganar, especialmente con el arco imbatido, los muchachos lo hicieron muy bien”, dijo Rowe elogiando a sus compañeros.  “Teníamos un gran plan para el partido, es muy bueno cuando lo puedes ejecutar de esta manera y conseguir el resultado que buscabas.  Fue bueno ganar”. 

Montreal Impact buscó el empate a como dé lugar en los últimos 10 minutos de juego, Rowe aseguró que ellos estaban listos para repelar la arremetida.  “Sabíamos que ellos iban a presionar.  No estuve nervioso en lo más mínimo.  Estos son los momentos que más disfruto, cuando sé que nos van a presionar.  Nuestra defensa hizo un muy buen trabajo en alinearse y asegurarse en cerrar los ataques de la visita”.

Galaxy subió así de esta forma un escalón más al tercer puesto en la tabla de posiciones, llegando a 51 puntos, igualando a Seattle Sounders, a quienes aventajan por tener mejor diferencia de goles.  Los galácticos están a solo dos puntos del primer lugar y sienten que cualquier cosa puede pasar para tomar la punta.

El próximo partido de los de Bruce Arena contra San José Earthquakes será el último como local en la campaña regular.  Los Terremotos quieren seguir sumando y la obligación de ganar es casi que obligatoria; una derrota los dejaría prácticamente eliminados.  Estos son los ingredientes que harán que salgan chispas en el partido del domingo, 20 de octubre.  El juego está pactado a jugarse a las 6:00 p.m. hora del Este.