Dominic Kinnear, DT de Houston Dynamo disfruta más el cierre que el inicio de la temporada

Dominic Kinnear

Photo Credit: 
Getty Images

Pocos equipos como el Houston Dynamo comprueban que lo que más importa es cómo se termina una temporada y no cómo se arranca en la competencia.

El Dynamo arrancó el 2013 de manera inconsistente y se mantuvo lejos de los primeros lugares pero faltándoles tres encuentros por disputar en la fase regular de la MLS, los dirigidos por Dominic Kinnear ocupan uno de los puestos de liguilla y viviendo un buen momento.  Houston ha sumado puntos en sus últimos cuatro partidos, lo que les tiene como terceros en la Conferencia Este e igualmente importante, con un ánimo inmejorable.

El estratega Dominic Kinnear dice los recientes resultados permiten al equipo mantener las aspiraciones de volver a alzar la Copa MLS.

“Creo que tenemos la mentalidad correcta, tenemos confianza en nosotros y eso es producto de los resultados obtenidos en recientes partidos, los resultados favorables ayudan en esos aspectos”, asegura Kinnear.

Al echarle un vistazo a lo que ha sido la temporada del subcampeón de la Major League Soccer, el adiestrador es crítico al destacar uno de los factores que les permite pensar en postemporada es la concentración con que ahora encaran cada encuentro.

“Esos partidos en los que pudimos sumar, el factor común fue el jugar encuentros completos con la misma intensidad y concentración”, asegura Kinnear.  “Además, coincide también con el cierre de la fase regular que es cuando este equipo empieza a dar verdaderas señales de vida, nos gusta mucho esta etapa de la competencia”.

La temporada pasada, Houston entro a la liguilla después de eliminar al Chicago Fire en un encuentro de repechaje.  Contra todos los pronósticos,  el Dynamo termino colándose a la gran final donde cayó por 3-1 ante el Galaxy de Los Ángeles.  Ese fue el segundo año consecutivo que disputo la gran final de la Copa MLS y cayeron ante el mismo rival.

Tras probar las mieles del triunfo del bicampeonato en las temporadas 2006 y 2007, y el amargo sabor que dejaron las finales perdidas los dos últimos años, Kinnear reconoce son experiencias que permiten al equipo pensar en convertirse en los grandes protagonistas de la postemporada 2013 de la MLS.

“Hemos sido afortunados de haber ganado campeonatos y llegar a finales en recientes temporadas, sabemos lo que se siente saborear los triunfos así como lo amargo de las derrotas y esas son experiencias que nos permiten aspirar a volver a alzar el trofeo sabiendo que tenemos el grupo humano y profesional para hacerlo”.

A Houston le quedan por disputar encuentros contra Sporting Kansas City, Nueva York Red Bulls y el DC United.  De manera simultánea, el Dynamo se encuentra en plena pelea en la Liga de Campeones de la CONCACAF.