Real Salt Lake recibirá al FC Dallas para clasificar a los Playoffs y olvidar la derrota en la Copa Abierta

Hace apenas algunas jornadas, Real Salt Lake tenía como objetivo además del trofeo del Supporters’ Shield y la Copa MLS, la Copa Abierta Lamar Hunt (U.S. Open Cup) que les otorgara el pase a la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Durante la semana, el cuadro monarca perdió en su casa la final de la Copa Abierta a manos del DC United por la mínima diferencia.  Si bien la derrota deja un mal sabor de boca, los jugadores dirigidos por Jason Kreis no se dejan caer y se preparan para seguir en la pelea.

“Creo que el equipo en este momento tiene como opción, el permitir que la derrota nos derrumbe y afecte así los resultados que podamos conseguir a futuro, o lo podemos dejar atrás y seguir trabajando”, dijo el defensa Nat Borchers.  “Ahora nos toca tomar la decisión correcta, la mejor para el equipo”.

El estratega de Real Salt Lake espera que sus pupilos asuman la actitud y decisión que les permita superar el mal trago y encarar de la mejor manera el cierre de la temporada.  “Hay ocasiones en que el cuerpo técnico tiene que proveer algunas de las respuestas a los muchos interrogantes que un equipo enfrenta, sin embargo, en esta ocasión creo que toca a los jugadores responder”, confirmó Borchers.

Y como dicen que lo que no mata te fortalece, el mediocampista Ned Grabavoy recibe con buenos ojos el próximo partido a disputar.  El sábado Real Salt Lake vuelve a la competencia de liga cuando reciba al FC Dallas y de la derrota ante D.C. sacarán la fortaleza para ir en busca de un resultado favorable. 

“A veces es bueno volver tan pronto a la competencia, el pensar y enfocarte en otro partido y así quitarte el mal sabor de la boca lo antes posible”, dijo Grabavoy. “Tan difícil como puede parecer y sonar, quizás esto nos fortalezca, eso puede ser lo único rescatable de esto, el que nos fortalezca de cara a lo que viene”.

Nadie fue tan tajante como Tony Beltrán al catalogar como “devastadora” la derrota en la final de la Copa Abierta.  Según el jugador, la única manera de superar el mal resultado es pelear con todo por los objetivos que todavía pueden alcanzar.

“Hay solo una manera de superar este mal resultado pues el partido y el resultado fue devastador”, aseguro Beltrán.  “Tuvimos las oportunidad de conseguir un boleto que nos permitiera volver a competir en la Copa de Campeones de la CONCACAF y ganar un trofeo.  Ese no lo pudimos conseguir pero todavía hay dos en juego.  Hay que dejar ese partido atrás”.

A Real Salt Lake le restan tres encuentros por disputar en la fase regular, dos menos que Seattle con quien igualan en puntos antes de disputar la jornada de este fin de semana.  El cuadro “Monarca” ocupa el segundo lugar del sector y debe estar en la liguilla, la gran interrogante es cuánto les afectará la derrota en la final de la Copa Abierta sufrida a manos del DC United. 


To report a comment, mouseover or touch the comment and then click/touch the flag icon (Flag).