Previa Final U.S. Open Cup | Real Salt Lake sueña con su segundo trofeo; D.C. United busca salvar la temporada con la Copa

US Open Cup trophy

Photo Credit: 
USA Today Sports

La joven franquicia de Real Salt Lake se encuentra de nuevo en una final, y quiere levantar su segundo trofeo oficial frente a un D.C. United que llega intentando salvar la temporada si gana este título, para así dejar atrás la dignidad del club que vienen arrastrando en la campaña regular de la MLS.

REAL SALT LAKE NO TUVO UN CAMINO DE ROSAS A LA FINAL

Para llegar a la instancia final, los dirigidos por Jason Kreis tuvieron un camino difícil, que al ver los resultados finales no lo aparentan, pero ya indagando en ellos se da uno cuenta que les costó muchísimo.

Los equipos de divisiones inferiores como el Atlanta Silverbacks y el Charleston Battery, en las rondas de 16vos y 8vos de final, vendieron carísimas sus derrotas y forzando a RSL a tiempos extras en ambos duelos. Frente a los de Atlanta, solo un gol de Devon Sandoval ya sobre la hora forzó la prórroga en la que los monarcas sacaron la victoria con un gol de Khari Stephenson. Contra el Battery se vieron a bajo dos a cero temprano en el encuentro, y fue hasta el final de la segunda mitad que Salt Lake pudo empatar nuevamente con goles de Sandoval incluidos. En el tiempo extra el Charleston se quedó sin batería y acabó cayendo 5-2, pero el marcador fue engañoso por lo sucedido en el tiempo reglamentario.

En la ronda de cuartos, tuvieron su partido más cómodo y derrotaron al Carolina Railhawks por 3-0. En las semifinales se vieron por primera vez en la Copa con otro equipo de la MLS, el Portland Timbers. Salt Lake aprovechó su condición de local para hacer un sólido partido y ganarlo 2-1 con goles de Álvaro Saborío y Joao Plata, respectivamente.

LAS CLAVES DE RSL ESTÁN EN SU TEMIBLE ATAQUE

La jornada pasada en la MLS, el Real Salt Lake le dio descanso a varios de sus habituales para estar listos para enfrentar la final de Copa, la cual enfrentan con toda seriedad. La clave en el mediocampo para ellos es el equilibrio que le da Kyle Beckerman. El que marca toda la diferencia de mediocampo hacia arriba para los monarcas es el argentino Javi Morales, y si este logra desplegar el fútbol que le hemos visto hasta ahora en el 2013, difícilmente la frágil defensa de los capitalinos podrá detener las ambiciones de los de Utah.

Una vez que su mediocampo conecte con sus atacantes, quienes tienen gran picardía, creatividad y contundencia, no se ve cómo D.C. United pueda competirle. Joao Plata, ya sea de inicio o de sustituto, cuenta con un cambio de ritmo que desequilibra a cualquiera. Para definir se encuentra el ariete tico Álvaro Saborío que en la MLS anda muy bien, habrá que ver si las lesiones no le impiden brillar. Pero en dado caso que Saborío no esté listo o tenga una baja de juego, Olmes García y Devon Sandoval han respondido con goles. 

Jugando como locales, ante su gente y con Kreis en el banco, Salt Lake sale como amplio favorito, porque además cuentan con un plantel mucho más basto que el de su rival.

LO ÚNICO QUE LE QUEDA A D.C. UNITED

D.C. United está irreconocible en la Liga, de forma negativa. Los resultados se han encargado de empañar la gran historia que tiene este conjunto que ha ganado cuatro Copas MLS y que ha ganado 2 Copas Abiertas, entre otros trofeos. Su uniforme oscuro que antes imponía respeto, hoy más bien parece ser la vestimenta de un equipo triste en luto.

Ben Olsen, técnico de las águilas, no le encuentra la fórmula al equipo para hacerlo funcionar de la manera adecuada. Y aunque no hay rumores de su posible salida del D.C., no es descabellado asumir que levantar la Copa es lo último que le queda a Olsen para salvar la campaña.

El crédito del United radica en que a pesar de la mala campaña en la MLS, en la Copa se han visto como un equipo más sólido, aunque también acompañado por una dosis de fortuna en rondas previas.

En los 16vos de final tuvo que definirlo todo en una tanda de penales frente a sus vecinos del Richmond Kickers. Para los octavos de final se vieron las caras con un rival emelesero del este, el Philadelphia Union. Ahí se produjo la primera campanada, ya que el Union venía haciendo las cosas mucho mejor que el United. Sin embargo Dwayne De Rosario dejó a un lado su campaña deplorable, y marcó un triplete para sellar la victoria.

Para los cuartos de final volvieron a sorprender, al derrotar al New England Revolution por 3-1. Ni a New England, ni a Philadelphia, ni posteriormente a Chicago le pudieron ganar en la Liga. Lo que es aún más curioso es que tras sus dos triunfos consecutivos en la Copa de 3-1, anotó en ese momento casi la misma cantidad de goles que tenía en la Liga. Por si fuera poco en la MLS solo han podido marcar tres goles en una ocasión, por lo que no deja de sorprender lo que ha hecho el United en la Copa.

Para las semifinales, una vez más salieron como el cuadro menos favorito, frente al Chicago Fire. Pero el United hizo recordar a un equipo copero, y ganó por 2-0. Con ese resultado ligó su tercer triunfo al hilo en la Copa; increíblemente en 31 fechas de la Liga tienen el mismo número de triunfos.

LAS CLAVES DE D.C. UNITED SON LAS ATAJADAS DE  BILL HAMID

Los puntos claves para la final del United sin duda en gran medida se deberán a lo que pueda o deje de hacer su arquero Bill Hammid. El arquero de las águilas ataja todo lo que es humanamente posible ante la vulnerabilidad de su defensa. Y teniendo en cuenta el potente ataque de RSL, Hammid tendrá que salir en un día heróico para que el trofeo se lo lleve el D.C. por tercera ocasión.

Los jugadores veteranos como Dwayne De Rosario deberán imprimirle al equipo, aunque sea solo por este partido, la mística ganadora para lograr lo que en verdad sería una hazaña para lo débil que se encuentra este equipo. De Rosario deberá cargar con el peso del equilibrio tanto ofensivo como defensivo. Y encontrar en mediocampistas como Chris Pontius y Nick de Leon a sus mejores aliados para encontrar los espacios para así hacerle daño a Real Salt Lake.

Arriba habrá que ver por quién se decide Olsen, ya que Carlos ‘Pescadito’ Ruiz y Lionard Pajoy juegan muy poco y no han sido solución. Luis Silva es de los que de pronto encuentra buenos momentos de fútbol en el ataque de las águilas negras, y podría ser él quien tenga la confianza de ser el hombre que tenga la responsabilidad de definir a favor de su equipo en lo que pueda llegar a generar el conjunto capitalino. Lo que sí es probable es que las ocasiones que haya para el delantero de United serán escasas, por la poca generación de juego, por lo cual la contundencia y efectividad será vital.