Andrew Farrell se afianza como uno de las claves del New England Revolution en su búsqueda de Playoffs

Andrew Farrell

Photo Credit: 
Getty Images

El defensor estadounidense, criado en Perú, del New England Revolution, Andrew Farrell, quien en su primer año ha sido un titular indiscutido en la línea final, asegura que el secreto ha sido trabajar fuerte y cuidarse para rendir lo máximo como profesional.

Escogido por los Revs como la primera selección del SuperDraf de la MLS 2013, primera vez en la historia que el club gozó de ese privilegio, Farrell no ha defraudado a los ejecutivos y el cuerpo técnico del club.

“Creo que me ha ido bien pero ahora es cuando tengo mucho más que dar y ojalá que hayan más partidos después de la ronda eliminatoria”, le dijo Farrell a FutbolMLS.com en alusión a una eventual clasificación a la Liguilla.

El defensor, quien destacó en el fútbol universitario ha sido titular indiscutido con New England jugando como regular 27 de los 29 partidos que lleva su club.

“La temporada ha sido interesante porque en algunos momentos hemos sacado los resultados y en otros no. Me encanta este trabajo y al estar jugando seguido me cuido mucho con la alimentación y trato de seguir la vida de un profesional”, explicó.

Al Revolution le restan cinco partidos de la temporada regular, tres de ellos fuera del Gillete Stadium, por lo que el cotejo del sábado contra Houston en casa cobra mayor importancia.

Con 40 puntos, los dirigidos por Jay Heaps ocupan la quinta y última casilla de los cinco cupos disponibles para el Playoffs de la Conferencia Este, con un solo punto de ventaja sobre Chicago Fire y Philadelphia Union.

“Creo que estamos en una buena posición ahora y tenemos un partido grande en casa contra Houston que será como un juego de Playoffs”, admitió Farrell, de 21 años de edad.

Un triunfo el sábado colocaría a los Revs en la cuarta casilla empatado con el Houston Dynamo que tiene 43 puntos en la tabla de la división que encabezan New York Red Bulls, Sporting Kansas City y Montreal Impact.

“[Dynamo] es muy buen equipo, tienen a Boniek García por la derecha y Will Bruin que es un veterano que juega muy bien y serán un gran reto para los laterales porque ellos han estado jugando en el máximo nivel”, comentó.

Después de enfrentar al Dynamo, New England tendrá que viajar a Nueva York y Montreal; luego regresará a casa para recibir a Columbus y le devolverá la visita a este último club en el Crew Stadium en la última fecha.

“Nueva York y Montreal son dos equipos que juegan muy bien en casa lo que nos obliga a ganar los partidos en nuestra sede”, sentenció el zaguero nacido en Louisville, KY.

Afirmó que el aspecto más complicado que ha tenido que enfrentar en esta primera temporada es que “en el profesional se juega con verdaderos atletas” lo que le ha impuesto un nivel de exigencia mayor.

“En la universidad no todos los jugadores son fuertes y rápidos como sucede aquí en la Liga por lo que debí adaptarme y prestar mucha atención siempre para lograr el nivel que requiere este fútbol”, dijo Farrell.

Además de su versatilidad como defensor, el lateral posee buenas habilidades para combinar el balón, especialmente cuando se lanza a la ofensiva.

“Lo más fácil que me ha tocado es que en nuestro equipo todos los jugadores tienen un gran nivel, son buenos compañeros y no hay una superestrella de esas que puedan distraer la atención en la cancha o en el vestuario”, continuó.

“Para mí ha sido fácil adaptarme al equipo”, reconoció y dijo que siempre tenía en mente jugar como titular pero sabía que tenía que esperar su oportunidad.

“A veces uno no recibe las oportunidades como las quisiera, por eso hice lo mismo que hacía en la universidad, siempre trabajando duro y haciendo lo que yo puedo y me gané un puesto de titular y he seguido así y lo agradezco porque no todos reciben esta oportunidad en su primer año”, afirmó Farrell quien vivió parte de su crecimiento en Lima, Perú donde estuvo desde los 9 hasta los 14 años, tiempo en el que se hizo aficionado del Alianza Lima, uno de los clubes más antiguos y ganadores de esa nación andina.

“Me encantaría jugar para Alianza Lima, ese es mi equipo, iba a los partidos cuando estaba muchacho y hay mucha pasión allá”, concluyó Farrell.