Jaime Moreno se siente “agradecidísimo” por la gente que votó para ser incluido en el Hall de Tradición de D.C. United

Jaime Moreno

Photo Credit: 
Getty Images

Su leyenda creció a la par de D.C. United y aunque dejó grabado a fuego su nombre en cada uno de sus goles, no había recibido el homenaje que merecía tras su despedida del fútbol a fines de 2010. Pero finalmente este sábado, Jaime Moreno, el “recordman” y símbolo máximo de la historia del cuadro capitalino, ingresará al Hall de la Tradición.

“La verdad que me sorprendés; no pensé que me llamaran”, admite el boliviano de 39 años apenas contesta la llamada de FutbolMLS.com en su natal Santa Cruz de la Sierra, adonde regresó para jugar y colaborar hasta fin de año con Sport Boys Warnes, club recientemente ascendido a la Primera División del fútbol boliviano.

“Estoy jugando, pero más me dedico a buscar talento y ayudar al cuerpo técnico, ante todo aprendiendo porque en diciembre mi idea es volver a Estados Unidos y ver la posibilidad de trabajar en la MLS”, comentó horas antes de partir hacia Washington. Y acotó: “Como ya había terminado con D.C., me gustó la idea de venir, [Sport Boys] es un equipo nuevo, con nuevas ilusiones y de paso quería despedirme del fútbol bien porque no lo hice; me han dado esta oportunidad sin ninguna presión”.

De cara a la ceremonia que protagonizará este sábado, en medio del partido entre el United y LA Galaxy, Moreno expresó toda su satisfacción de reencontrarse en el estadio RFK con la afición que lo abrazó durante 14 temporadas en un acto que contararía con la presencia de su entrañable amigo y ex compañero Marco Antonio Etcheverry, además de su ex director técnico en DC Bruce Arena entre otras personalidades.

El agasajo se realizará durante el entretiempo del partido entre D.C. United y LA Galaxy a disputarse este sábado a partir de las 4 p.m. ET.

“Estoy agradecidísimo con toda la gente que votó porque son los fans los que han hecho esto realidad y contento porque sé que aprecian todo el trabajo que hice”, aseguró quien portaba la camiseta “99”.

“El orgullo que tengo es haber mantenido la misma línea como jugador y persona, después me di cuenta de que lo que había hecho en D.C. había sido bueno. Siempre mantuve una regularidad, que es muy difícil, y las cosas te llegan tarde o temprano, así que les estaré eternamente agradecido”, consideró el dueño de 133 goles en la MLS, por ahora el segundo registro más importante en la historia de la liga.

LANDON DONOVAN A PUNTO DE TUMBAR SU RÉCORD DE GOLES

Justamente, Landon Donovan le pisa los talones al boliviano, ya que está a un solo tanto de igualar su marca y a dos del máximo goleador histórico, el jamaiquino Jeff Cunningham. Sobre esta situación, el ex mundialista en Estados Unidos 1994 no se sorprende en lo más mínimo: “Landon ha demostrado los últimos diez años que es un gran jugador y no tenía la menor duda que podía llegar a ese récord y pasarlo. Creo que todo lo que él ha conseguido es porque ha trabajado duro”.

“Cuando yo me retiré, él estaba joven y tenía muchos años por delante, aparte que siempre hace goles, entonces cuando tenés esa clase de jugador a cualquier delantero no le sorprendería que alcance un record y seguro será el goleador histórico de la MLS. Lo que no sé es si alguien podrá alcanzarlo a él”, sugirió quien coloca al californiano entre los futbolistas “top” de la historia de la liga estadounidense. “Es un emblema de la MLS y además es reconocido mundialmente por lo que ha hecho con su Selección”, sentenció Moreno.

Hizo historia como jugador y ahora desea hacerlo como técnico

Luego de tres temporadas dirigiendo a la Sub-23 de D.C. United, Moreno decidió buscar nuevos desafíos a falta de un proyecto real que lo incluyera: “Fue una experiencia buena, pero quería hacer cosas mejores porque ya tengo mi Licencia A de técnico. Con D.C. no hubo una conversación ni nada, por eso también decidí irme porque era la chance de decir ‘tres años son suficientes’ y ahora quiero algo que realmente me motive: llegar a un nivel profesional. Sé que no es fácil, pero veremos qué pasa”.

Ida y vuelta con Moreno

-¿Qué opinión te merece la realidad del D.C.?

-Como hincha, me da pena. Es muy fácil opinar y decir lo que falta, pero al fin y al cabo la gente que está ahí es la que tiene que buscar soluciones para sacar adelante al equipo el año que viene. Tienen tiempo para evaluar jugadores y muchas cosas más para ver qué es lo mejor.

-¿Por qué piensas que les fue tan mal teniendo en cuenta que es el mismo plantel del 2012?

-Yo creo que es el creer. Si los jugadores no creen en el mensaje del técnico, no vas a llegar a ningún lado. El poder de convencimiento es muy importante y, al mismo tiempo, saber que tenés jugadores que en una jugada te pueden cambiar un partido, entonces no sé si hay esa credibilidad entre los jugadores, porque cuando yo jugaba el sentimiento que uno tiene como futbolista se nota en la cancha. Yo sabía que un Christian Gómez, un Luciano (Emilio) o un Fred podían dejarme solo con el arquero o que yo podía hacer lo mismo con alguno de ellos. Faltan esas cosas, esa credibilidad. Si el mensaje del técnico ya no es creíble, creo que ni teniendo al mejor jugador del mundo se podría cambiar esto.

-¿Qué opinas sobre la construcción del nuevo estadio de D.C.?

-¡Hasta que no lo vea no lo creo! –exclama sonriendo-. Sería lo ideal para un equipo que ha hecho tanto por la liga y que hasta ahorita no tengamos un estadio es bastante triste, sobre todo siendo la capital del país y viendo a otros equipos con su estadio y nosotros no, lo cual podría ser estúpido, la verdad. Pero son muchas reglas que hay en el país y ojalá se pueda hacer algún día.

-Pensábamos que tendrías un discurso más nostálgico por todo lo vivido en el RFK…

-No, porque el RFK ya está viejo. Se necesita más que todo un estadio de fútbol y ese es muy grande. La gente de D.C. quisiera un estadio de fútbol, no de fútbol americano.