Previa Hexagonal CONCACAF: Estados Unidos puede hundir a México en el clásico de la zona

¿Quién es el Gigante de CONCACAF? Escuche toda la previa de la eliminatoria en Tiro Libre Radio.

Estados Unidos y México se verán las caras por segunda vez en la octava fecha del Hexagonal Final de la CONCACAF, el martes 10 de septiembre a las 8pm, hora del Este, en Columbus, Ohio en el estadio del Columbus Crew.

ASÍ LLEGAN

Los estadounidenses llegan a este partido tras haber perdido el liderato del hexagonal a manos de Costa Rica, tras caer por 3-1 en San José. Esta es la segunda derrota del equipo dirigido por Jürgen Klinsmann en la fase final de la eliminatoria, una vez que habría caído frente a Honduras en la primera fecha. Además de que la derrota les cortó una racha histórica del seleccionado de las barras y las estrellas, de 12 victorias consecutivas. Ahora se ubican segundos, con 13 puntos, uno por debajo de Costa Rica, y si logran vencer a los mexicanos estarían asegurando su pase directo a la Copa Mundial Brasil 2014, siempre y cuando Panamá no gane.

México llega en su peor momento en su historia a la octava jornada de un hexagonal. Honduras consumó la hazaña y dio el Aztecazo, lo cual fue la gota que derramó el vaso y por lo cual José Manuel “El Chepo” de la Torre fue cesado de su cargo. Luis Fernando Tena, quien fungía como su asistente, se hará cargo de la selección por lo menos para este partido. Aun a pesar del pésimo momento que viven los aztecas, en este momento se encuentran en la cuarta posición, lo cual les daría el medio boleto al Mundial, y aun perdiendo en Columbus, podría seguir en ese lugar siempre y cuando los panameños no ganen en Honduras.

EL CLÁSICO DE CONCACAF

El clásico más fuerte en las últimas décadas ha sido precisamente el que protagonizan estadounidenses y mexicanos. Las batallas han sido feroces, con saldos muy similares para ambos bandos, quienes se reparten los títulos de la zona en la Copa Oro, y son las únicas dos selecciones que se han clasificado a todos los mundiales desde que existe el formato actual del hexagonal.

En las últimas tres eliminatorias mundialistas, Estados Unidos utilizó el Crew Stadium como su fortaleza, a la que generalmente se le suma una fría temperatura (lo cual no será el caso en esta ocasión). Ahí los de las barras y las estrellas, han derrotado a México por idéntico marcador de 2-0, rumbo a Japón/Corea 2002, Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. Sabor dulce para los estadounidenses tiene Columbus, mientras que es amargo para los aztecas.

Aunque, cabe mencionar que en las últimas dos visitas de México a suelo estadounidense para disputar un partido oficial, el Tri ganó ambos por goleada en las finales de Copa Oro 2009 y 2011. Primero en Nueva York con una “manita” 5-0, y luego en Los Ángeles hace un par de años con un 4-2.

En el juego de ida de la actual eliminatoria, el partido terminó empatado sin goles en el Estadio Azteca. Lo anterior significó apenas el segundo empate de una selección estadounidense en suelo mexicano en un partido oficial. La última vez que lo había hecho fue rumbo a Francia ’98, con idéntico marcador. En aquella eliminatoria, fue también en la última en la que México sacó puntos en suelo estadounidense al empatar a dos goles en Foxboro.

KLINSMANN DEBERÁ MODIFICAR PLANTEAMIENTO POR BAJAS

Klinsmann tendrá varias bajas para el partido, ya que Matt Beasler, Geoff Cameron, y Jozy Altidore no podrán jugar debido a la acumulación de tarjetas. A esto se le suma Michael Bradley quien sufrió una lesión previo al juego vs. Costa Rica. Por lo anterior ha convocado a jugadores que no tuvo en cuenta en primera instancia, Joe Corona y José Francisco “Gringo” Torres quienes juegan en clubes mexicanos.

Al parecer Landon Donovan iría de arranque, y este tema se cose aparte, ya que ha sido denominado como el enemigo público #1 de México por sus brillantes actuaciones frente a los mexicanos a quien les ha marcado varios goles, incluido uno en el Mundial del 2002.

El poderío del equipo estadounidense se sigue basando en un físico pero muy talentoso mediocampo, con jugadores como Clint Dempsey y Graham Zusi. La zaga central se había visto muy sólida hasta el partido contra Costa Rica, con la presencia de Omar González y Matt Beasler. El que se vio aún más como el punto débil en la zaga, fue su habilitado lateral izquierdo, DaMarcus Beasley, quien cubre sus carencias defensivas con su velocidad, pero contra los ticos no le alcanzó.

UN VIEJO CONOCIDO PARA DIRIGIR AL TRI ENTRE LA DESCONFIANZA

México llega con una desconfianza tremenda debido a los pobres resultados obtenidos en casa, los peores jamás obtenidos en su mítico estadio en una eliminatoria. Una vez más como le ha sucedido al Tri en cinco de las seis últimas eliminatorias mundialistas, no pudo terminar el ciclo con el mismo DT, y tras cortar al "Chepo", se decidió dejar a su cuerpo técnico al frente de la selección, seguramente teniendo en cuenta que solo tenían tres días de diferencia para enfrentar a Estados Unidos.

Lo más preocupante de la selección mexicana es su muy pobre funcionamiento, en el cual es prácticamente nulo en cuanto a generación ofensiva y llegadas claras de gol. Defensivamente no ha sido exigido de sobremanera, y aun así en las pocas ocasiones en que les generan algo de peligro, la zaga se vuelve vulnerable y caen los goles en contra.

Los jugadores han cometido errores infantiles tanto a la hora de defender como cuando hay que atacar. En el partido contra Jamaica fueron muy puntuales los errores defensivos de Diego Reyes, Carlos Salcido y Jesús Corona. Mientras que al frente, los ataques eran estériles, con jugadores de talla internacional como Andrés Guardado siendo incapaces de desbordar o incluso si quiera de mandar un servicio decente. Gran parte de este mal juego individual y colectivo se le adjudica a la presión y desconfianza que cargan, pero si la simple salida de "Chepo" hace cambiar las cosas, será más que evidente que el vestidor no quería saber más de él y que la desconfianza era solo un segundo término.

Luis Fernando Tena buscará ser el nuevo bombero y buscar una hazaña antes conseguida por técnicos como Javier Aguirre. Tena cuenta con las credenciales más altas del fútbol mexicano al haber conseguido uno de los logros más importantes de los aztecas al llevarlos a conquistar la medalla de oro olímpica en Londres 2012.

Sin duda al clásico de CONCACAF, no le faltan ingredientes para que tengamos un partido que por sí solo está generando mucho morbo por los diferentes factores y ambientes que se viven en cada selección. Estados Unidos tiene la gran chance de hundir a su rival más odiado, mientras que México tiene la posibilidad de levantarse con un triunfo que le revitalizaría y le daría nuevos bríos, así como poder decir que aun en una de las peores versiones se le puede ganar al rival de norte.

PROBABLES ALINEACIONES

Estados Unidos: Howard; Orozco, González, Parkhurst, Beasley; Johnson, Jones; Zusi, Dempsey, Johansson; Donovan

México: Corona; Meza, Reyes, Moreno, Salcido; Herrera, Torrado; Aquino, Giovani, Guardado; Peralta