Javier Morales, de Real Salt Lake, se sorprendió a sí mismo y a su hijo con el gol de chilena

Real Salt Lake está que no cree en nadie y Javier Morales simplemente sigue trabajando como lo ha venido haciendo desde su llegada a la MLS en el 2007, dirigiendo el ataque del cuadro monarca y de paso regalándonos bellos goles.

Mientras los reflectores apuntaban a las grandes contrataciones que los rivales del sector realizaban, los de Salt Lake aprovechaban para escalar posiciones hasta ubicarse en el primer lugar de la Conferencia del Oeste y de la liga donde por ahora lideran con 48 puntos.

Lo que debería ser una temporada de transición después de la salida de varios elementos, RSL la está convirtiendo en una de posibilidades.  El próximo primero de octubre, Real Salt Lake disputará la final de la Copa Abierta de los EE.UU. Lamar Hunt de la que además del título, buscan sacar un boleto para competir en Liga Campeones de CONCACAF.  Además, siguen encaminados a la postemporada de la MLS.

“La verdad que es no estoy sorprendido pero sí me da gusto que a pesar de haberse hecho grandes cambios este año, el equipo haya mantenido el nivel y en algunos aspectos ha mejorado.  Estamos muy contentos por lo hecho hasta ahora, pero también sabemos que no hemos ganado nada todavía y estamos aun a mitad de camino”.

Según el argentino, el mantener el buen nivel en la actual campaña obedece a dos importantes factores.  “Creo que hay dos claves acá para seguir por buen camino a pesar de los cambios”, recaba Morales.  “Una es el trabajo que está haciendo el cuerpo técnico que creo que es fundamental.  La verdad han traído jugadores nuevos y el que se hayan adaptado tan rápido es virtud de ellos,  También creo que hay una gran base que ayuda al trabajo del cuerpo técnico.  Tenemos  jugadores que hemos estado jugando juntos hace cinco o seis años como [Nick] Rimando, [Kyle] Beckerman, [Álvaro] Saborío  y eso hace que el trabajo del técnico sea más llevadero”.

Mientras se acerca el cierre de la etapa regular, Morales advierte: “Creo que  no confíanos será la clave.  Si queremos tener un temporada exitosa, no podemos conformarnos con lo hecho hasta ahora porque entonces podrán decir “que lindo jugó Real y lastima no llegó a nada”.  Nosotros además de jugar bien, lo que queremos es ganar títulos y ahora mismo estamos compitiendo por tres”.

El jugador de Real Salt Lake dice que el equipo ya añora volver a alzar un título.  “Estamos muy ilusionados de lograr cosas importantes, tantos los jóvenes como los veteranos.  El último título ya data del 2009, ya han pasado muchos años desde entonces y queremos volver a ser campeones, levantar un trofeo.  Estamos trabajando fuerte para ganar y ojala sea la mayor cantidad de trofeos posibles”.

En la actual temporada, Javier Morales suma siete goles y diez pases más de anotación.  Los números parecen ser solo eso para “Javi” quien asegura el éxito es del grupo y no solo suyo.  “Yo siempre digo que si al equipo le va bien, a mi me va bien, las cosas van de la mano.  Yo estoy agradecido en las asistencias que tengo, pues los compañeros me permiten hacer las cosas más fáciles.  Igual los goles que he anotado, la gran mayoría son gracias a la ayuda de los compañeros”.

La motivación también ha sido un factor para Javier Morales, cuyo contrato fue renovado en enero.  “Quizás este era un año diferente para mí por el hecho de que el club hizo un esfuerzo grande en la renovación de mi contrato, entonces quedo contento porque quizás estoy pagando de alguna manera lo que ellos han hecho por mí”.

La semana anterior ante Portland Timbers, Morales se despachó con un gol de chilena y admite llegó justo una semana después de que uno de sus hijos se lo pidiera.  “La verdad es que fue muy lindo e importante, no me lo esperaba a esta altura de mi carrera”, dice Morales.

“Me pasó algo gracioso la semana anterior.  Estaba viendo tele con mi nene y justo pasaron un gol de chilena y él me pregunto que cuándo haría un gol así.  Yo me reí y dije no creo que pueda hacer un gol así y justo una semana después lo hice y con mi nene nos reíamos juntos”, reconoció Morales.

Manteniendo la cabeza fría y los ojos puestos en la meta, Morales insiste en que no han ganado nada y advierte el equipo deberá mejorar en algunos aspectos para conseguir alzarse con títulos.  “Creo que podemos mejorar todavía, creo que podemos jugar mejorar.  Si logramos mejorar en ciertos aspectos que a mí entender todavía nos están faltando, tenemos posibilidades”.

“Creo que quizás nos falta un poco de equilibrio porque hemos marcado muchos goles pero también nos están marcando muchos goles.  Entonces si nosotros logramos conseguir ese equilibrio, esta será la clave para poder ganar lo que al inicio de la temporada era impensable porque debió ser una temporada de transición”.