Arévalo Ríos debe esperar un cupo para poder debutar con Chicago Fire

Arevalo Rios

Photo Credit: 
Chicago-Fire.com

CHICAGO - Cada verano cuando se acerca el cierre de la ventana de transferencias en la MLS, se dan numerosas llegadas de jugadores de distintas partes del mundo que llegan buscando o hacerse un nombre en el futbol, o con su experiencia sumar a una liga.

Este verano en el campamento del Chicago Fire recibieron las visitas de varios jugadores internacionales en busca de un cupo.  Provenientes de México, Colombia, Guatemala y Uruguay entre otros, hombres y nombres de experiencia y otros con prominente futuro, desfilaron frente al cuerpo técnico del cuadro rojo para pronto ser descartados.

Con todos los cupos de jugador internacional copados, la dinámica puso en aprietos a la directiva del Fire que no se podía permitir dejar ir a los elementos que creen ayudarán al equipo a encaminarse mejor para colarse a la postemporada.  El dilema era entonces sin cupo de internacional disponible es en dónde ponerlos.

Ante la incertidumbre, pero optimista en cuanto a lo que tardaría en ser incorporado a la plantilla y su contratación anunciada de forma oficial, el uruguayo Arévalo Ríos acordó contratarse con el Chicago Fire por lo que resta de la temporada, y una opción de compra que recae sobre el cuadro rojo.

En espera de que al portero italiano Paolo Tornaghi pronto se le expida documentación de los Estados Unidos y con ello deje de ocupar un puesto de internacional, o ya bien, encuentren acomodo en algún equipo para el holandés Sherjill MacDonald, Ríos mantuvo la paciencia en espera de poder empezar a contribuir al cuadro rojo del que dice su compatriota Álvaro Fernández le habló muy bien.

Conversando con FutbolMLS.com, el internacional se dijo contento de estar en Chicago.  “La verdad es que encontré un gran grupo humano, todos son muy amables y preocupado por facilitarle a uno un rápido acoplamiento.  Eso cuando llega a un equipo nuevo, es muy importante”, aseguro el ex jugador del Palermo Italiano.

El uruguayo quien apenas unas horas antes de realizar su primera sesión de entrenamiento con el Fire tuvo conversaciones con distintos equipos mexicanos en busca de sus servicios, toma su llegada al representante de Chicago como un desafío, el que está listo para superar.    

“Si bien la verdad es que tuve la oportunidad de regresar al fútbol mexicano, este para mí es un desafío, el estar en un liga en crecimiento, y donde hay muchos jugadores de talla internacional haciendo bien las cosas, busco aquí poner mi granito de arena”.

Ya se encuentra trabajando con el plantel, pero el tener que esperar la disponibilidad de un cupo retrasa su debut con la playera roja, le presenta un reto mayor, el esperar.  “Uno está ansioso por estar ya en el campo, contribuyendo a este grupo.  Espero en los próximos días las cosas se den y pueda ya mostrar porque insistieron e hicieron tanto la directiva por traerme acá”.

El Chicago Fire sufrió la dolorosa y hasta sorpresiva eliminación en la semifinal de la Copa Abierta ante el DC United.  Ahora buscarán ir con todo en busca de un puesto que les permita acceder a la Liguilla y Ríos dice ese es su objetivo.  “Hable con ellos (la directiva) y sabiendo por que se está jugando, ahora tenemos el desafío de entrar a la liguilla, por ello deseo jugar de inmediato, lo que quiero es ya estar en el campo y trabajar en pro de este mi nuevo equipo”.

La llegada de Ríos al Fire puede ser clave para un equipo que busca escalar posiciones en la tabla y si bien Mike Magee ha resultado toda una revelación en la ofensiva, mucho mejor le podrá ir al delantero con el uruguayo al mando del medio campo.  Según el jugador, buscara tener presencia en ambas área del campo y así dejar en buena posición a los delanteros.

“De mí pueden esperar mucha presencia en la mitad del campo, tratando de manejar bien el balón, de ayudar en la salida pero por ahora solo busco jugar y mostrar en el campo lo que puedo hacer”.  

En espera de que Arévalo Ríos se adueñe del medio campo del Chicago Fire, cada jornada que se disputa es una menos para los hombres de rojo que por ahora siguen fuera del selecto grupo de los primeros cinco de la conferencia, los que acceden a postemporada.