Victoria ante Montreal levanta el ánimo del D.C. United según Luis Silva

Patrice Bernier and Luis Silva

Photo Credit: 
USA Today Sports
WASHINGTON, D.C..— El D.C. United quizás jugó ante el Montreal Impact su mejor partido de lo que va de temporada. Y aún así no le fue fácil ganar.
 
Los capitalinos marcaron más de un gol por segunda vez en lo que va de campaña 2013 y por primera ocasión en los últimos 15 juegos, para derrotar 3-1 a los canadienses y anotarse apenas su tercera victoria de la temporada.
 
Y como es natural, el ánimo y semblante de los jugadores capitalinos en su vestuario del RFK también reflejaba esa satisfacción, principalmente del ahora goleador del equipo Luis Silva, quien marcó su tercer tanto en igual número de juegos.
 
Silva trazó la ruta ganadora con su gol al minuto 19 ante Montreal, un camino que completaron Conor Doyle al 68’ y Jared Jeffrey al 93’.
 
"Muy feliz y alegre de tener otra vez la oportunidad de ganar y que el equipo esta vez sí salió adelante en el marcador", dijo Silva a FutbolMLS.com.
 
Con la victoria, el United mejoró su marca a 3-15-14, 13 puntos y lo hizo impulsado por sus generaciones de relevo.
 
Además de llegar al partido con el peor récord de la liga, el D.C. se vio disminuido por las ausencias por lesión de Chris Pontius, Marcelo Saragosa, Lionard Pajoy, Carlos Ruiz, Casey Townsend, Michael Seaton, Lewis Neal y  John Thorrington. Los canadienses Dwayne De Rosario  y Dejan Jakovic eran los únicos jugadores veteranos en la plantilla abridora de Ben Olsen.
 
“Creo que lo más importante es que el equipo jugó bien, en conjunto y nos miramos bien desde el comienzo hasta el final”, agregó Silva.
 
La plantilla capitalina quedó subcampeona de la Conferencia Este en 2012 pero que este año no marcaba dos goles en un mismo partido desde el 21 de abril ante Philadelphia Union, nada menos que 15 partidos atrás.
 
En los primeros 20 minutos del partido ante el Impact jugaron a un nivel inédito en lo que va de temporada. 
 
Sin embargo, no pudieron anotar. Y en el fútbol no importa quién juegue mejor sino quién marca los goles y por eso en el D.C. había urgencia de anotar.
 
Al minuto siete, los capitalinos desperdiciaron una oportunidad de oro cuando De Rosario, erró un tiro al echarlo por la raya final, cuando conectó el balón desde la media luna totalmente libre de marcas United atacaba despiadadamente sobre los 15 minutos de juego y sólo tres salvadas providenciales de sus defensiva, incluidas dos del portero Troy Perkins, mantuvieron el marcador sin anotaciones. 
 
“Antes del partido dijimos que éste era el partido que teníamos que ganar, fuera cómo fuera. Así es el fútbol, a veces el equipo se va a tirar atrás pero lo bueno fue que al final marcamos dos goles más después del mío que abrió el marcador”, contó Silva.
 
Fue al 19’ cuando llegó la recompensa a este sorpresivo útbol que jugaba en United. Después de una triangulación en el área orquestada por Nick DeLeon y James Riley el balón rechazado por Montreal llegó a los pies de Silva. El mexicano-estadounidense sacó una conexión sin rumbo muy bien definido, pero que se fue internando lo suficiente hasta penetrar la valla de Perkins para colgar el 1-0 en la pizarra del RFK.
 
La amenaza continuó y al 23’ De Leon volvió a generar peligro con un disparo que hizo lucir nuevamente a Perkins, ex jugador del D.C..
 
“Montreal tiene un equipo muy difícil y van muy bien en la temporada, pero creo que la energía hoy la tuvimos nosotros”, afirmó Silva quien abrió como delantero al lado de De-Ro.
 
“Creo que De-Ro y yo jugamos bien al frente. Él es un jugador muy bueno y yo trato de aprender más de él ya que está mayor que yo y tiene más experiencia. Mientras más jugamos juntos, mejor va a ser la química y la forma de entendernos dentro del terreno de juego”, dijo.
 
Aseguró que “Jeffrey (Jared) y Doyle (Conor) hicieron lo que tenían que hacer y ahí se mira el futuro del equipo”.
 
Luego de que en la reanudación el defensa Jeb Brovsky empatara por Montreal al 52’, Doyle le dio la ventaja 2-1 al D.C. al rematar un pase de James Riley y Jeffrey puso el seguro en el descuento para no correr más riesgo y decretar el triunfo del D.C. en medio de un aguacero que azotaba a Washington, D.C., pero que no impidió que sus aficionados festejaran de lo lindo en las tribunas.
 
“Creo que con este triunfo los ánimos van a subir y con los jugadores que llegaron ahora al equipo y cuando se recuperen los lesionados el técnico Olsen va a tenerdecisiones difíciles que tomar por una sana competencia sobre quién va a comenzar los partidos”, concluyó Silva.