Joao Plata, de Real Salt Lake: "Muy agradecido con la afición que me sigue demostrando su cariño”

TORONTO - Al final del partido en el que Real Salt Lake derrotó a Toronto FC  en el BMO Field hubo abrazos y gritos entre los jugadores monarcas.

Más que la victoria en sí y los tres puntos, el 1-0 tenía un gran significado para los actuales líderes de la Conferencia del Oeste, ya que la anotación de Yordany Álvarez en las postrimerías del primer tiempo era la primera de ese equipo en el BMO Field, desde que ambas oncenas juegan en terreno canadiense en competencia oficial de la MLS.

Real Salt Lake debió esperar 495 minutos para anotar un gol y ganarle como visitante a los escarlatas. Eso fue del agrado del entrenador Jason Kreis, quien dijo expresó su satisfacción por el logro de ‘los muchachos’, pues además sirve para que su equipo se mantenga comandando la tabla.

“Me siento complacido por la victoria, significa mucho, aunque a decir verdad siempre tratamos de jugar bien, de anotar y ganar, sin importar en donde juguemos. Un gran logro y mérito para los jugadores que hicieron todo para esta victoria”, comentó Kreis.

Quien estaba muy contento de estar de vuelta en Toronto era el delantero ecuatoriano Joao Plata, a quien la afición le reconoció con aplausos cuando fue sustituido el minuto 62 por Ned Grabavoy.

“Estoy contento de volver a Toronto, de regresar a casa. Muy agradecido con la afición que me sigue demostrando su cariño”, comentó Plata, a quien en esta ocasión no se le vio el característico quiebre de cintura en cada jugada y la velocidad que lo hicieron en un tiempo el preferido de los aficionados torontianos.

“Casi no tengo oportunidad. Es un diferente esquema de juego al que me he adaptado con mi nuevo equipo. Lo importante es colaborar con mis compañeros y seguir luchando, trabajar para seguir como líderes”, agregó.

Por el momento Plata sigue formando parte de la escuadra de Salt Lake, y aunque Toronto FC es dueño de su ficha, no sabe si volverá al cuadro escarlata, ahora que cuenta con un nuevo cuerpo técnico.

Su salida de Toronto se dio en una forma poco agradable en esa oportunidad con el entrenador Paul Marinaro, y aunque se siente adaptado con su actual equipo, expresó su deseo de volver algún día a la alineación roja.

“Por el momento trabajo con el equipo con el que estoy comprometido, me siento a gusto y si, me gustaría volver”, finalizó el ecuatoriano.