La desconcentración le costó la derrota al Columbus Crew en casa

Federuco Higuain

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

COLUMBUS.-  Lo tuvieron en sus manos y lo dejaron ir. Se intentarán buscar explicaciones en todas partes pero nadie será capaz de  dar una razón que calme a una hinchada que  por primera vez dejó escuchar cánticos poco amigables en contra del técnico del Columbus Crew Robert Warzycha.

El dolor de la derrota no viene por el hecho mismo de perder en casa, sino por la forma en que el Chicago Fire fue capaz de voltear un marcador en tan poco tiempo (los goles se dieron el minuto 52 y 54 respectivamente).  De pronto los fantasmas  del partido ante Filadelfia se hicieron presentes nuevamente (El Union anotó 3 veces en 6 minutos)  haciendo que el equipo pierda  una compostura que no logra recuperar hasta el final del encuentro.

“Falta de concentración, no podemos perder un partido en cinco minutos. Un partido que lo teníamos dominado, que estábamos jugando bien, teníamos el control del juego. En dos jugadas similares  perdimos el partido. Y  duele perder así. No podemos perder la concentración en un momento clave como es el inicio del segundo tiempo y estando 1-0 arriba”, fue la explicación de Jairo Arrieta, quien volvía luego de    participar con la selección de Costa Rica  en las eliminatorias de la Concacaf.

En esta oportunidad los dirigidos por Robert Warzycha no generaron una gran cantidad de situaciones de gol (apenas 9), pero aún así el Fire  con menos llegadas (7) se fue a casa con los tres puntos debido a dos errores cruciales que cometió la defensa.

“No puedo estar decepcionado por la actuación de mis jugadores. Creamos oportunidades, fuimos rápidos  y pasamos bien la pelota. Solamente tenemos que hacer los ajustes necesarios en nuestra línea de fondo”, inndicó el estratega de Columbus.

El panorama para los de Ohio no se presenta para nada favorable ya que deberán ir a buscar puntos a dos de las plazas más difíciles de la liga como Kansas City y Los Angeles. Sin embargo, Warzycha ve el reto como una motivación para sus dirigidos.

“Hicimos un buen partido, ahora tenemos que ir a Kansas City a jugar al todo o nada, a traer  uno o tres puntos. Es una pena que perdimos en casa, pero a veces la fortuna no juega de nuestro lado. Hemos sido exitosos por mucho tiempo jugando en casa, y tenemos que recuperar la forma para traer las victorias a casa nuevamente”.

La búsqueda del equilibrio se hace cada vez más difícil en Columbus. El equipo ha tenido pocas fechas brillantes  y muchas fechas opacas en las que el resto anímico no tiene la capacidad para sostener un encuentro por noventa minutos corridos. La segunda mitad de este torneo se viene cuesta arriba y ahí se verá cuál es la real fortaleza interior que hay en Ohio.

La próxima fecha el Columbus Crew visita a Sporting Kansas City en su estadio apartir de las 8:30 pm hora del Este.