Costa Rica recibirá a Estados Unidos en el Estadio Nacional y no en el Ricardo Saprissa

SAN JOSÉ, Costa Rica. -La Federación Costarricense de Fútbol ratificó este miércoles que el Estadio Nacional servirá de sede para el juego eliminatorio del próximo 6 de septiembre ante Estados Unidos.

El acuerdo obedece a que, el estadio Ricardo Saprissa no estará listo para una revisión que harán personeros de FIFA el 1 de julio. Al recinto citado le están efectuando arreglos de infraestructura así como la sustitución de la cancha sintética.

“Previendo que lo del Saprissa no va a estar listo como FIFA lo solicita (...) el comité prefirió ratificar el Estadio Nacional de una vez para jugar el partido contra Estados Unidos", explicó Rafael Vargas, miembro del Comité Ejecutivo de la federación tica.

Será la primera vez que costarricenses y estadounidenses se vean las caras en el estadio Nacional, inaugurado en marzo de 2011 y cuya capacidad es de 35 mil personas.

Desde el Hexagonal hacia Francia 1998, el Ricardo Saprissa se había convertido en un escenario que generaba temor para el seleccionado estadounidense producto de la cercanía de la cancha con las tribunas.

Además porque el camerino visitante está justo debajo de la gradería sur cuyo movimiento de la afición provoca movimientos de tierra semejantes a un sismo.

GANA EN SU NUEVA CASA

Pese a que anteriormente el Saprissa era la casa de la selección, en la presente eliminatoria Costa Rica hizo del Nacional una fortaleza.

El apoyo masivo de la afición aunado a los resultados positivos crearon una nueva historia en el recinto ubicado en la localidad de La Sabana.

La Tricolor suma tres victorias consecutivas logradas ante Jamaica (2-0), Honduras (1-0) y recientemente Panamá (2-0). Buena parte de que Costa Rica sea sublíder de la hexagonal se debe al provecho que le saca a su nueva trinchera.

El juego del 6 de setiembre reviste gran importancia pues está en disputa el liderato de la hexagonal, EE. UU., acumula 13 puntos, dos menos tiene la escuadra costarricense.

Además en la acera “tica” hay un sentimiento de revancha por la derrota sufrida el 22 de marzo pasado en Denver donde  bajo una intensa nevada perdió por la mínima.