El descanso de dos semanas le pesó a Montreal Impact ante Columbus Crew

COLUMBUS, Ohio - El puntero de la Conferencia del Este llegaba a Columbus descansado sin problema alguno de lesiones, con la única ausencia importante del defensor italiano Alessandro Nesta por expulsión. Con la convicción de ser un equipo superior en la tabla de posiciones esperaban a un rival ansioso de triunfo pero no esperaban que convirtieran tan rápido como lo hicieron.

“Luego de dos semanas de descanso te toma un poco de tiempo encontrar el ritmo. Pero no es ninguna excusa, este es un grupo con experiencia así que no se puede culpar al descanso, pero tal vez sí tuvo algo que ver. Ellos nos atacaron desde el inicio y no estuvimos muy concentrados  en los primeros 15 ó 20 minmutos donde cedimos dos goles. De visitante venir de atrás es muy difícil, nos complicamos solos”. Fue la explicación del mediocampista Justin Mapp.

El Montreal Impact no pudo generar las suficientes ocasiones para poder convertir el el arco defendido por Andy Gruenebaum. La presión que ejerció Columbus soblre ellos les fue cerrando las salidas y terminaron sin poder demostrar  esa fuerza dominante que pueden llegar a ser.

“Tenemos que vernos individual y colectivamente como un todo en la próximo entrenamiento y decir : No podemos jugar así y esperar que los otros equipos nos respeten. Somos los líderes de la Liga, pero así no funcionan las cosas. Tenemos que volver a las bases  mirarnos  al espejo y decir: Esto es cosa de Hombres”, autocríticó el defensa Jeb Brovsky.

Si bien no fue una noche feliz para el equipo canadiense  la presencia de marco Di Vaio tuvo una peligrosidad significativa. El sentido de posición del italiano para encontrar el tiempo exacto entre la defensa rival mantuvo bastante ocupados a Chad Marshall y Josh Williams, quienes tuvieron que multiplicarse para evitar que el goleador se filtrara entre ellos. Esta atención sobre el atacante le dio libertad de acción a Andrew Wenger, quizás el jugador que más cerca estuvo de anotar,  siendo la más clara un mano a mano en el minuto 45 que termino rematando desviado.

“Para un delantero, cuando se hace difícil anotar, hay que seguir trabajando duro y hacer las cosas simples. A veces llegan muchos y a veces no llegan. Andrew tiene que seguir trabajando duro , lo bueno es que creo oportunidades, eso es positivo. Solamente tiene que esta listo para la próxima", explicó el asistenete técnico Mauro Biello.

El Montreal Impact recibe el miércoles al Houston Dynamo en el Stade Saputo a partir de las 8:00 pm tiempo del Este.