Lionard Pajoy, de D.C. United: "Nosotros mismos nos enredamos el partido" contra Toronto FC

WASHINGTON, DC. — El D.C. United llegó al partido ante el Toronto FC en el RFK con la moral en alto.

Había logrado un triunfo a mitad de semana en la Copa Abierta de los EE.UU. ante Philadelphia Union con un triplete del capitán Dwayne De Rosario. Sin embargo, ese impulsó anímico muy poco le duró.

Toronto le arruinó el entusiasmo al DC después de que Robert Earnshaw marcara a la media hora de juego en el RFK y el defensa capitalino Daniel Woolard anotara en su propia puerta al 41’, para desaparecer del mapa la ventaja que había sacado el United con gol de tiro penal de De-Ro en la vuelta 19.

Fueron dos goles de pelota detenida, una de las principales debilidades del DC United en lo que va de esta campaña 2013, en la que con una marca de 1,11,3 y 6 puntos, permanece hundido en el sótano de la clasificación en la que ha sido hasta ahora la peor temporada de su historia futbolística.

La situación del club, como es natural, mantiene el vestuario capitalino totalmente adormecido.

“Nos fuimos adelante en un partido que desde mi punto de vista estábamos jugando bien, el equipo venía motivado porque se había ganado a mitad de semana, teníamos hambre de ganar hoy y comenzamos ganando un partido tranquilo pero que con el transcurrir del tiempo nosotros mismos nos lo enredamos”, dijo el colombiano Lionard Pajoy a FutbolMLS.com en un vestuario del D.C. United envuelto en un silencio sepulcral.

Ciertamente DC United llegó con bastante ánimo al encuentro, en el que procuraba salir del sótano con un triunfo ante Toronto, que antes del partido estaba de penúltimo en la tabla con sólo dos puntos de ventaja sobre el DC.

Pero fue en el minuto 19 cuando Nick DeLeon avanzaba por el medio del campo y al entrar al área grande el defensa de Toronto, Gale Agbossoumonde, lo derribó y el árbitro principal no vaciló en decretar el penal.

No había tiempo para fallar. El capitán De Rosario sólo medio dos palabras con DeLeon para cerciorarse de que su volante estaba bien al verlo quejarse del golpe en el hombro para luego, con una pasmosa frialdad, pararse enfrente al balón.

El canadiense se acercó al punto penal sin mucho afán y conectó el esférico a la derecha del meta Joseph Bendik enviándolo al fondo de la red con el 1-0 a favor del DC.

Pajoy comenzó el partido ante Toronto al lado de De Rosario en el papel, pero como único hombre en punta en la práctica sobre el terreno por el trabajo de creativo de De-Ro en la formación del técnico Ben Olsen.

El tanto de penal de De Rosario para abrir el marcador avivó el hambre de goles de los atacantes del United, que han estado desesperados por la falta de resultados.

Al 29’, Pajoy se aproximó al área grande y luego de penetrarla cruzó al balón al palo más lejano. Pero el esférico terminó saliendo por la lateral a pocos centímetros del palo derecho de la meta defendida por Bendik. 

“Yo me sentí bien, había jugadores nuevos pero pienso que antes del primer gol de ellos el equipo estuvo bien organizado con opciones de gol. Era un encuentro que pintaba para tranquilidad de nosotros pero nos complicamos”, analizó Pajoy quien no considera que Toronto fue superior.

“Sin lugar a dudas que fueron nuestras dos desatenciones las que los favorecieron a ellos. Si nos podemos a revisar todo el partido creo que no llegaron ni una vez clara al arco, no patearon ni una vez. Sólo eran pelotas aéreas que sin embargo no llevaban peligro pero que dos de esas nos costaron los goles y por eso esta nueva derrota”, concluyó Pajoy.

A su lado merodeaba el brasileño Rafael Teixeira, quien sustituyó a De Rosario en la segunda fracción.

“Creo que cuando cayó el primer gol de ellos perdimos la concentración. Ahí se fue perdiendo un poco el control del partido y se dificultó bastante para regresar”, dijo Teixeira.

Rafael entró al partido al minuto 69 en sustitución de De Rosario cuando el United estaba abajo 2-1.

Sin la creatividad de De-Ro, eran Rafael, Townsend, DeLeon y Pajoy los que más intentaban llegar, siempre con la trabajosa ayuda de Perry Kitchen quien los asistía en el ataque. Pero el empate no llegaba. Más bien Toronto amenazaba con extender la ventaja y marcar el gol del seguro.

“Es complicado, te quita un poco de paciencia y tranquilidad para marcar. Entrando así siempre es más difícil y hay que saber vivir con esos momentos y tener tranquilidad para poder ayudar”, agregó Rafael quien dijo estar “triste” por la situación del equipo pero que “sigue trabajando” para completar su adaptación.

United perdió así du decimoprimer partido de la temporada y se enterraba en el sótano de la clasificación. Su rival, Toronto (2,7,5 y 11 puntos) , quien arrancó el partido como penúltimo en la tabla, se llevaba tres valiosos puntos del RFK y le sacaba cinco de ventaja al DC.