Crónica: España 2-0 Irlanda… La Roja dio cátedra de futbol en el Yankee Stadium

NUEVA YORK - España derrotó en el Yankee Stadium frente a casi 40,000 aficionados a la  selección de Irlanda por marcador 2-0.

La Roja fue un interminable torbellino de toques precisos y movimientos constantes de todos los jugadores, no le prestaban el balón a unos irlandeses que se dedicaron a hacerle sombra a los ibéricos.

España salió a la cancha con una formación netamente blaugrana (solo faltaba Messi), y su juego se asimilaba a la mejor versión del Barcelona reciente.

Los españoles dominaron a placer, prácticamente todos sus jugadores de media cancha hacia arriba probaron al arco por lo menos una vez. En las opciones más claras que tuvieron en la primera mitad, Villa tuvo un mano a mano tras un genial pase filtrado de David Silva, mientras que Pedro le hizo una faena a Ledger para luego sacar un riflazo que se estrelló en el travesaño.

Irlanda mostró muy poco, pues sin balón es difícil generar algo. Cuando pudieron tiraron centros buscando que alguien rematara, o metían pelotazos buscando algún error defensive, el cual llegó en un “error” de Piqué en el cual el árbitro no marcó una clara plancha sobre el defensa español, la jugada continuó y Sammon tuvo un mano a mano pero su remate se fue desviadísimo.

Lo mejor de Irlanda fue sin duda su público, que no solo le dio colorido al Yankee Stadium sino que por momentos su aliento fue más fuerte que el de los seguidores españoles. Los españoles sin embargo se hicieron escuchar cuando ovacionaron la entrada de Iker Casillas a la cancha, el aprecio por el capitán está más que vivo en la roja.

El gol no llegaba, pero si se sabe apreciar el futbol de esta histórica selección española, sabrás que el gol no hace falta para llegar al éxtasis futbolístico. Aunque igual España decidió poner la cereza en el pastel en dos ocasiones, primero al minuto 69, cuando cayó el gol de Roberto Soldado. Arbeloa se dio el lujo de pisar el área rival, tirar una especie de mini-sombrerito; el balón le quedo a Soldado, quien no la pensó dos veces y definió una media vuelta de primera intención, abajo pegado al poste.

Soldado tuvo en sus pies el segundo tras un gran pase filtrado de Mata. Sin embargo su remate no llevaba la suficiente fuerza ni dirección. Y de pronto fue cuando Irlanda tuvo sus mejores chances en jugadas consecutivas. Pero para la mala suerte de los irlandeses Iker estaba más que listo, y realizo dos muy buenas atajadas. Y para agregarle a la mala suerte de los irlandeses cuando Ledger mando el balón al fondo de las redes, el árbitro les anulo el gol por un supuesto fuera de lugar. La afición verde estalló en jubiló tras el supuesto gol, solo para percatarse que el gol no contaba.

Ya con un par de minutos en el tiempo regular, Mata sentencio el partido. Juan Mata y Santi Cazorla se armaron una gran jugada. Culmino cuando Santi filtro hacia Mata, quien llego forzado al remate, barriéndose saco un remate de zurda que Forde alcanzo a tocar pero no lo suficiente para evitar el segundo gol en su arco.

Tras la cascada de cambios en el segundo tiempo sin duda el rendimiento de España decayó. Cabe destacar, que aunque el juego de España ya no fue tan espectacular, si fue más efectivo pues fue cuando cayeron los goles del triunfo.