HEXAGONAL: Álvaro Saborío la principal incógnita de Costa Rica

Alvaro Saborio

Photo Credit: 
USA TODAY Sports

SAN JOSÉ, Costa Rica -  Los días pasan, el tiempo se agota y no hay la mínima certeza de que el delantero Álvaro Saborío esté disponible para el juego que Costa Rica disputará contra Honduras el próximo viernes 7 de junio por el Hexagonal Final de la CONCACAF.

El delantero del Real Salt Lake se incorporó a la Selección de Costa Rica desde el lunes pasado, sin embargo, no ha realizado una sola sesión de entrenamiento con los demás jugadores de la llamada “Tricolor”.

¿La razón? Una lesión muscular en la pierna izquierda que experimentó desde hace semana y media en un juego de la Major League Soccer frente al Chicago Fire.

El hermetismo es absoluto en el seleccionado costarricense al punto de que el delantero no ha brindado una sola declaración al respecto, tampoco lo ha hecho el director técnico Jorge Luis Pinto.

Lo único que se ha informado sobre el caso han sido las pocas explicaciones brindadas por el cuerpo médico del combinado tico. Aunque, sin aclarar si “Sabo” jugará o no contra Honduras por la cuarta jornada eliminatoria de Concacaf.

Los resultados de la resonancia magnética realizada por el médico de la “Tricolor” Alejandro Ramírez el pasado lunes, comprobaron que el jugador  tiene una acumulación importante de líquido en el muslo izquierdo.

Esto le  provoca un fuerte dolor, que pone en riesgo su participación para ante Honduras.

“Estamos trabajando para drenarle ese líquido, estamos haciendo una terapia bastante intensa, esperaremos hasta 24 o 12 horas antes del juego para comprobar que esté bien o tomar una decisión”, manifestó el galeno de la selección.

Al atacante “emelesero” se le realizará una prueba física este jueves o el día mismo del partido que determinará su presencia en  el importante cotejo.

Álvaro es el referente ofensivo de la “Sele” con siete anotaciones en la presente eliminatoria hacia la Copa del Mundo Brasil 2014.

Costa Rica y Honduras se verán las caras este viernes a partir de las 8 p.m. en el estadio Nacional de San José que lucirá su aforo completo (35 mil personas).