Jairo Arrieta espera que los goles lleguen pronto para Columbus Crew

COLUMBUS, Ohio -  La impotencia de querer y no poder se apoderó del Columbus Crew.

Una vez más le hicieron honor a la bandera del sufrimiento, pusieron el esfuerzo y la presión que en cualquier otro escenario les hubiera dado una ventaja clara por la cantidad de veces que llegaron al arco rival. Houston Dynamo tuvo una sola oportunidad  y Darren Creavalle puso el 1-0 con el que el equipo de casa veía repetir la pesadilla de hacer todo el gasto para que el rival se lleve la recompensa con el mínimo [y efectivo] esfuerzo.  Tuvieron que pasar 69 minutos para que Federico Higuaín  empatara el encuentro de tiro penal, porque  de otra manera la pelota no hubiera entrado.

A diferencia de otros encuentros jugados en casa, esta vez el equipo local  ofreció una vocación ofensiva que por pasajes largos del encuentro era avasallante para Houston que sólo atinó a atrincherarse en detrás de la mitad de la cancha. Si bien el resultado no es el que el Columbus Crew esperaba,  Jairo Arrieta  no mostró ansiedad por la falta de gol de su equipo: “Hicimos un gran partido, los goles no están llegando lastimosamente. Así es el fútbol. Pero van a llegar en el mejor momento, espero.

Precisamente cuando el  equipo de Ohio pasaba por el mejor momento del encuentro, un contraataque veloz de Houston les puso el marcador en contra y otra vez a remar contra la corriente para buscar el resultado que  positivo que haga por fin levantar el vuelo de hacia un rendimiento sostenido, sin altibajos.

El camino hacia ese objetivo se hace difícil con la serie de lesiones a jugadores clave del equipo de Warzycha, quien no podrá contar por el resto de la temporada con Eddie Gaven, baluarte del medio campo que sufriera  una rotura de ligamentos en el encuentro por la Open Cup a mitad de semana.  A él se suman las ausencias por tiempo indeterminado de Agustín Viana y Chad Marshall.

Dentro de toda la ansiedad de no poder convertir,  Federico Higuaín descargó toda la presión del equipo en su remate. Después de que le taparan el penal frente a los Red Bulls de Nueva York, no ha hecho más  uso del amague desde los doce pasos.  Y si no fuera por la ayuda de los palos y la gran actuación del portero del Dynamo, Tally Hall, el argentino  podría estar celebrando  su primer hat trick y una dulce victoria.

El triunfo no se dio, pero para Jairo Arrieta no hay nada que reprocharle al equipo porque siente que lo dieron todo. “Cuando  empatás o perdés y sabes que no lo diste tu mayor esfuerzo te vas con ese sin sabor  a casa. Pero hoy  yo pienso que dimos el cien por ciento, o más para poder ganar el partido  y no se dio. Ahora hay que mirar para adelante los partidos que vienen”.
 
Columbus Crew cuenta con apenas cuatro días para reagruparse e ir a enfrentar el miércoles al Philadelphia Union  en el PPL Park a partir de las 7:30 pm hora del Este.