No hay fórmula que ayude al D.C. United

Carlos Ruiz frustrated

Photo Credit: 
USA Today Images

WASHINGTON, DC.—Antes de comenzar en la alineación titular del partido que el D.C. United perdió 2-0 ante los Timbers de Portland, Carlos “El Pescadito” Ruiz había jugado en 176 partidos de la MLS, 150 de ellos como titular. 

Sin embargo, el guatemalteco quizás nunca había esperado una apertura con tantas ansias como esperó ésta. Y a pesar de eso, Ruiz no perdió la calma.

Al fin y al cabo ya había esperado bastante tiempo en la banca hasta recibir la primera oportunidad que le daba el estratega Ben Olsen como titular del D.C. United, su quinto equipo en esta liga en la que ha marcado 88 goles desde que debutó en el 2002.

Y aunque buscó su tanto número 89, éste si es verdad que no llegó. No obstante, Ruiz sí lo intentó y con mucho pundonor en los 70 minutos que participó ante los Timbers antes de dar paso al colombiano Lionard Pajoy.

“Obviamente amargado por la derrota. Es algo muy difícil porque era un partido en el que teníamos una expectativa muy alta de poder salir adelante, ganar tres puntos, una meta que lastimosamente no se nos dio”, dijo Ruiz a FutbolMLS.com en un silencioso vestuario del United en el RFK.

“Todo se puede notar en el vestuario por el silencio que existe por no encontrar el rumbo para corregir esta situación. Es una frase muy usada por los futbolistas pero es la que toca y hay que seguir trabajando”, admitió Ruiz quien aseguró que prioriza el colectivo por encima de cualquier meta personal.

“No niego que quiero llegar a los 100 goles en la MLS pero eso está en segundo plano. Lo primero es lo colectivo y salir adelante del hoyo en que estamos y eso tiene que ser con victorias”, aclaró “El Pescadito”.

Fue al minuto 12 cuando Ruiz arrancó los primeros gritos de la tribuna al realizar una gambeta en el mediocampo ofensivo de su club, como parte de una triangulación que terminó con un remate de él.

Fue un tiro con su pierna derecha, bien dirigido rumbo al fondo de la red pero que encontró al guardameta del Timbers, Donovan Ricketts, bien colocado.

“Traté de hacer lo que estoy acostumbrado a hacer, aguantar las pelotas y hacer jugar a mis compañeros de espaldas a la portería. Intenté crear algunas oportunidades de gol, tuve un tiro al arco pero la situación que estamos viviendo amerita más de eso”, sostuvo Ruiz sobre el partido en que los visitantes anotaron por intermedio del costarricense Rodney Wallace y Darlington Nagbe.

Tildó de “muy talentosos” a sus compañeros y aseguró que sigue creyendo en el grupo de jugadores que hay en el club.

“Son jugadores muy talentosos, lo veo todos los días en las prácticas, lastimosamente lo que hacemos en los entrenamientos no lo trasladamos a los partidos pero es cuestión de tiempo, sé que hay desesperación por los malos resultados y hay seguir trabajando y tratar de hacer del próximo un buen partido”.

Sobre la decisión de Olsen de usarlo ante Portland como abridor señaló que fue por méritos propios y que nada tenía que ver con sus explosivas declaraciones a FutbolMLS.com el domingo después de empatar ante el Sporting.

“Tuve una gran semana de prácticas, lo demostré cuando tuvimos un juego de entrenamiento once contra once e inclusive Ben (Olsen) se me acercó y me dijo que mi nivel de fútbol había subido. Creo que si sigo jugando en el once titular él me va a exigir resultados y voy a tener que estar a la altura para poder cumplir”, aclaró.

Sobre lo que puede aportar por su experiencia en el vestuario para tratar de estimular a sus compañeros para que no pierdan la confianza y se mantengan empeñados en una reacción dijo:

“Es muy fácil venir al vestuario teniendo un nombre y una trayectoria en la MLS y gritarle a todos. Pero eso no suma. Quedan muchos partidos, la temporada es larga  y desde mi posición trato de hablar con cada uno de mis compañeros y saber cómo se sienten y viven esta situación”.

Ruiz concluyó afirmando que “hay que tratar de juntar más al equipo, de ser más colectivos, y ser un equipo que busque los mismos objetivos”.

United perdía así su noveno partido de la temporada y dejaba su récord en un patético 1-9-2, 5 puntos, mientras que Portland siguió embalado en la que es hasta ahora la mejor temporada de su corta historia en la liga, al dejar su marca en 5-1-7 y 22 puntos.

La tristeza en el vestuario del United contagia a otros futbolistas.

“Muy triste por lo que estamos viviendo, hoy nuevamente otra derrota y los malo es que ya se nos acortan los puntos y se nos hace más difícil la clasificación a los playoffs”, dijo el colombiano Lionard Pajoy, mientras se vestía totalmente desconsolado.

Sobre la nueva alineación de Olsen, el colombiano dijo:
“Por los resultados el entrenador tiene que hacer cambios y lo está haciendo pero lastimosamente el resultados sigue siendo igual que es la derrota”, continuó. “Hay partidos que se pierden pero queda ese sinsabor de que podíamos merecer hasta un empate”, concluyó Pajoy.