Toronto continúa regalando puntos en el BMO Field

Tyson Wahl and Justin Braun

Photo Credit: 
USA Today Sports

TORONTO - Con cuatro rostros nuevos en el BMO Field, incluido el del argentino Matías Laba que debutó en casa, el nuevo experimento del cuerpo técnico parece  no haber funcionado en el primer partido pues el cuadro escarlata sigue sin ganar y esta vez su verdugo fue el Columbus Crew, que ganó el cotejo por la mínima diferencia, 1-0, con anotación de Dominic Oduro y asistencia de Federico Higuaín.

El asistente del entrenador Torontiano Fran O’leary habló con la prensa después del cotejo, por indisposición de Ryan Nelsen, y dijo que fue un partido en el que hubo más oportunidades que antes, pero el hecho de no definir sigue siendo el talón de Aquiles del cuadro canadiense, que llegó a su décimo partido sin sumar de a tres.

A pesar de esa situación incómoda, O’Leary dijo que todo está en calma en los camerinos y que no hay pánico alguno, a pesar de los anuncios que habrá más cambios dentro de la escuadra.

Respecto al partido, el asistente comentó que fue otro resultado que deja mucho en qué pensar, aunque hubo más profundidad que en partidos anteriores.

“Nos sentimos frustrados nuevamente, aunque sí hubo mejores oportunidades y seguimos padeciendo por falta de definición”, dijo.

En cuanto al performance de los tres que debutaron, Bobby Convey, Jeremy Brockie y Steven Caldwell dijo que lo hicieron bien para ser la primera vez vistiendo los colores escarlatas, y que su trabajo se reflejará en los futuros encuentros cuando ya se sientan más cómodos dentro del plantel.

“Caldwell es un jugador de experiencia que ha causado impacto en la línea defensiva, es como un mentor para los jugadores jóvenes”, comentó.

En el caso de Convey, dijo que entró a la cancha apenas 24 horas de llegar a Toronto, y Brockie dio lo que pudo, luego de su agitado viaje de casi 48 horas.  Mientras tanto el joven volante argentino Laba se expresó entusiasmado por su debut en casa, y dijo que tenía muchas ganas de jugar frente a la afición roja.

“Tenía muchas ganas de jugar y de darlo todo en la cancha. Lamentablemente perdimos pero creo que vamos a enderezar el camino”, acotó.

Respecto a su posición, Matías dijo sentirse cómodo y que el resto de jugadores le ha ayudado en el proceso de adaptación en todo sentido.

“Este es mi segundo partido; el primero si lo sentí un poquito por el ritmo diferente, pero ahora creo que estoy más acoplado”, finalizó.