Pelotazos: Gabriel Funes Mori descarta interés en jugar por la Selección de Estados Unidos

Pelotazos_FunesMori

Photo Credit: 
Emmanuel Quispe/FutbolMLS.com

BUENOS AIRES (Argentina)--No hay quien no hable de Gabriel Funes Mori.  Mientras en Argentina unos lo elogian resaltando sus cualidades y otros lo discuten por su falta de gol, en Europa su nombre suena en cada nuevo mercado de pases e incluso en Estados Unidos se dijo que Jürgen Klinsmann habría querido convocarlo a dicho seleccionado.

Pero entre tantos dimes y diretes, el pibe que saltó a la fama en Sueño MLS 2008 – el proyecto que busca talentos juveniles alrededor de los Estados Unidos- hoy intenta reencontrarse con la red para alimentar su máximo anhelo: ser campeón con River Plate.

“Creo que nunca paso desapercibido”, desliza con una sonrisa ante FutbolMLS.com el delantero de 22 años, cuyo cuento en Núñez ha tenido capítulos de algarabía jugando junto a su gemelo Ramiro (defensor central) y también de tragedia, como el descenso a 2da División, más siendo un fanático riverplatense.

“Para mí es un honor jugar en el club más grande de la Argentina por su historia y porque te exige día a día. Hay que estar a la altura y sé las condiciones que tengo; tengo que estar tranquilo, nada más”, dice quien cuenta con el respaldo del director técnico Ramón Díaz y que ha sido ponderado por romperedes de la talla de su veterano compañero David Trezeguet y otros históricos como Gabriel Batistuta y Hernán Crespo.

“Ya llevo varios años en River; pero todavía me impacta un poco el lugar donde estoy, más con mi hermano. Hay que vivirlo y disfrutarlo mucho”, expresa el ganador de Sueño MLS 2008, concurso aún presente en la memoria del “9” de paso efímero por la cantera de FC Dallas.

“Uno nunca se olvida del pasado. Siempre me acuerdo de Sueño MLS por lo importante que fue para mí. Trato de tomar todo eso que aprendí y de esforzarme para seguir creciendo”, comenta.

Además de su experiencia en el reality show, Funes Mori vivió una década en Arlington, Texas; pero no posee la residencia, por eso su sorpresa ante el rumor de un supuesto interés del “coach” alemán Jurgen Klinsmann en integrarlo a la Selección de los Estados Unidos, al que se ocupó de descartar:

“Escuché [el tema] por los medios. Nadie habló nada conmigo y tampoco tengo contacto con la MLS. No soy residente de los EE.UU. y no creo que haya chance; pero igual si la hubiera, mi sueño es jugar en la Selección argentina, donde ya pude estar”.

Envuelto en recuerdos de Norteamérica, el oriundo de la provincia de Mendoza recuerda a una persona clave en su carrera: Oscar Pareja, el técnico colombiano de Colorado Rapids.

“Hace mucho que no hablo con él; pero quiero mandarle un saludo por acá porque ayudó mucho a mi familia, a mi hermano y a mí”, expresó. Y a su vez acotó: “Oscar nos entrenó en las inferiores del FC Dallas, quería que llegáramos a profesionales y jugáramos en la 1ra de Dallas; pero era difícil. También habló a River para que pudiéramos venir a prueba y estamos acá gracias a él”.

Focalizado en conseguir el campeonato argentino, donde a falta de seis jornadas el cuadro “Millonario” marcha tercero a tres puntos del líder Newell’s, al delantero no le inquieta una pronta transferencia a Europa, a pesar de que habrían existido por él importantes sondeos del Barcelona de España y Napoli de Italia.

“Estoy tranquilo y muy feliz en River. Me queda un año de contrato y después veremos lo que voy a hacer; pero lo que quiero es triunfar acá, hacer lo mejor posible y si me toca irme hacerlo de la mejor manera”, subraya el mendocino por el que el club de Núñez pide no menos de 10 millones de euros libres de impuestos.

De la cancha al diván

Desde su debut oficial en diciembre de 2009 en River Plate, Funes Mori tuvo que quemar etapas más rápido de lo habitual por las exigencias y urgencias del club. Pero el pico máximo de tensión fue el descenso a mediados de 2012, instancia en la que por sugerencia de su madre Silvina empezó sesiones con un psicólogo: “Fue más que todo para estar bien de la cabeza, que es lo más importante. Me ayudó muchísimo a mí y a mi hermano, y aprendí a estar con la mente fría y tranquilo”.

No obstante, el atacante que anotó 23 goles (uno en ocho cotejos del torneo actual) en casi un centenar de partidos en River confiesa que “a veces es difícil encontrar paz en este club”, al mismo tiempo de entender las críticas de los hinchas que le reprochan las ocasiones que no ha podido cambiar por goles: “Yo estoy con confianza y pasando por un buen momento ahora que estoy jugando. Uno trata de trabajar, mejorar con humildad y no bajonearse por nada”.

Ya para el final de la charla, enterado de que el último fin de semana concluyó la última edición de Sueño MLS con la participación de Carlos “Pibe” Valderrama, Funes Mori se despide con un apretón de manos y deja una broma picando: “Quizás dentro de 20 años me inviten para ser la imagen del programa”.