Primer Plano: El salvavidas de Sebastián Velásquez llegó en el último respiro | 2a. Parte

Primer Plano” es la serie quincenal de reportajes especiales de FutbolMLS.com. En esta entrega, la segunda de dos partes, el editor asociado Diego Pinzón presenta las ilusiones, frustraciones, alegrías y desaciertos del mediocampista colombiano de Real Salt Lake, Sebastián Velásquez.

Lea la primera parte de este Primer Plano: “El destino de Sebastián Velásquez ha estado amarrado a más de una esperanza


  
“¿Todavía quieres ser un profesional?”, dijo la voz al otro lado del teléfono.  Las veces que había escuchado esa pregunta siguen siendo incalculables.  “Claro, es lo que más quiero…”, respondió él
.
    

Sebastián estaba a punto de llegar a la cancha de indoor de su amigo Speedy, pero percibió que había olvidado dos elementos importantes de utilería. Se devolvió a casa en busca de sus zapatillas de fútbol sala y una camiseta para jugar.

“Llegué como a las seis de la tarde y saludé desde la puerta a mi mamá”, recapitula Sebastián. Hubo silencio; Vilma no le contestó. Sebastián quiso percatarse que ella estaba en la casa, y asomándose por la ventana reconoció que su auto efectivamente estaba parqueado en frente. “Ella muchas veces cerraba la puerta de su pieza para descansar. Entonces, me dio por abrirla”, afirma.

El silencio que acobijaba la casa de repente fue cómplice del frío que recorrió el cuerpo de Sebastián, quien jamás habría pensado ver a su mamá en tal condición. “La encontré tirada en el suelo, desparramada, como si estuviera muerta”, reconoce.

Vilma no reaccionaba a las señales de auxilio de su hijo, quien desesperado la llevó a la bañera y dejó correr el agua fría sobre ella. “Yo del susto ni sabía qué hacer, ni llamé a la policía ni nada”.

En medio del llanto de su hijo y tras la reacción oportuna de Vilma, ella le confesó que a raíz de la soledad en la que se hallaba, estaba en depresión desde hacía siete meses, e incluso había intentado suicidarse.

PUNTO DE QUIEBRE

2906052.jpg

“El pelo es porque la primera vez que fui a Colombia de vacaciones todos tenían una cresta con colas bien largas. Me lo dejé crecer por un año y después me dio por pintármelo, porque me di cuenta que todo el mundo andaba con el mismo estilo. Hay que diferenciarse y por eso le puse color. Al principio cuando llegué a RSL me lo cortaron y creo que me mató la confianza un poquito, ya esta temporada me ha ido mejor”, Sebastián Velásquez.

 - @TiaN_Futbol

“Yo era un pelao (sic) de la calle, que cuando podía me iba derecho a estar con mis amigos. Me mantenía en el indoor que tenía Speedy de lunes a viernes y me quedaba allí hasta las dos de la mañana jugando; no paraba de jugar”, afirma Sebastián.

“Váyase para Colombia y esté con su familia. Por mí no se preocupe, yo me rebusco la vida como siempre he sido”, le dijo Sebastián a su mamá, quien le hizo prometer que estudiaría; y si las cosas no le salían según lo planeado, ella lo esperaría en Colombia con todo listo. Vilma se devolvió para Medellín, mientras su hijo siguió su consejo y aprobó los estudios secundarios a través de un GED (Examen de Desarrollo de Educación General, por sus siglas en inglés).

“Me enfermé mucho, me dio depresión. Pero pienso que el regresarme fue lo mejor para él, porque los muchachos crecen y Sebastián era muy dependiente de mí”, reflexiona Vilma. “Yo era todo para él, y dejarlo fue como una lección de vida que él necesitaba para darse cuenta que hay que luchar por lo que uno quiere”.

--

UNA TERCERA OPORTUNIDAD EN EL FÚTBOL UNIVERSITARIO

El fútbol seguía siendo su prioridad y sus amigos el refugio que encontraba para no sentirse solo. “Todos se habían ido a un community college (universidad comunitaria) que se llama Spartanburg Methodist”, evoca Sebastián. “Hablé con el entrenador del equipo de fútbol y me dijeron que me podían ayudar”.

Y así fue. Sebastián se convirtió en parte fundamental del equipo de fútbol de la universidad y en su segundo año fue el goleador nacional en la primera división del segundo nivel del deporte universitario, NJCAA (National Junior College Athletic Association), con 35 anotaciones y 16 asistencias. Se perfilaba de esta manera como una de las promesas universitarias.

“La universidad me ayudó mucho. Ellos me dieron la comida, pero para la estadía lo que yo hice - como buen paisa avispado - era dormir en la pieza de dos de mis amigos”, recuerda con humor Sebastián. “Yo esperaba todos los días hasta la 1:30 de la mañana a que se fueran quienes cuidaban los dormitorios, me brincaba por la ventana, y tenía una camita inflable debajo de la cama de uno de ellos donde dormía ahí escondido todo el año”.

--

A DARLE LA VUELTA A LA PÁGINA, DE NUEVO

2906052.jpg

“¿Contacto con Steve? No, después que me fui a Colombia no volvimos a tener contacto. Él era una persona muy atenta y como yo me comunicaba por intermedio de otra persona, fue difícil mantener la comunicación. Pero me gustaría volverlo a ver algún día”, Sebastián Velásquez.

 - Getty Images

“Recibí una llamada de la oficina [del entrenador]. Me dijo que la liga se había dado cuenta que yo había ido a probarme al Barcelona y había perdido mis derechos universitarios”, lamenta Sebastián. “Yo empecé a llorar, no sabía qué hacer. Mi mamá ya se había ido para Colombia hacía un tiempo y yo no entendía la situación”.

Dos universidades pertenecientes a la NCAA (el nivel más alto en el deporte universitario), UNC Chapel Hill y Clemson, estaban interesadas en Sebastián. “Yo me comunicaba con Steve [Archibald] a través de un amigo suyo de Trinidad & Tobago. El tipo de Trinidad & Tobago se puso pesado porque yo le dije que no quería seguirme probando en Europa, y por eso el man (sic) fue a zapearme con la liga universitaria y les contó sobre mis pruebas en España”.

El reglamento del deporte universitario en los EE.UU. estipula que todo estudiante que haya participado o esté ligado con alguna organización profesional, automáticamente pierde su elegibilidad para participar en las ligas universitarias.

Por tercera vez en menos de tres años Sebastián veía cómo su aspiración de ser futbolista se esfumaba. Pero “el destino es sabio”, afirma Vilma, y una de las universidades que estaban interesadas en él en un principio le abrió una puerta más, y esta vez la definitiva.

--

REAL SALT LAKE

“¿Todavía quieres ser un profesional?”, dijo la voz al otro lado del teléfono. Las veces que Sebastián había escuchado esa pregunta continúan siendo hasta hoy incalculables. “Claro, es lo que más quiero… sería lo mejor”, respondió él.

Tal y como le había sugerido Vilma, Sebastián había comprado un pasaje para devolverse a Colombia, y mientras empacaba sus cosas recibió la llamada de uno de los entrenadores de la Clemson. “Te voy a conseguir una prueba con un equipo muy bueno de la MLS”, aseguró el entrenador y seis días antes de irse para Medellín, Sebastián aterrizó en el desierto de Arizona, donde está ubicada la academia del equipo de Utah, para cambiar su destino esta vez en pro de su sueño.

“Me llamaron de Real Salt Lake y me cuadraron la prueba para el 8 al 11 de diciembre [de 2011] y me fue bien, me sentí tranquilo”, recuerda Sebastián. “Al final, me fui a Colombia por si acaso, y me dijeron que estuviera pendiente del SuperDraft. Según ellos me iban a escoger”.

Con la esperanza de nuevo por lo alto, Sebastián, Vilma y un sinnúmero de primos y familiares se sentaron en frente del computador esperando alguna noticia. “Mi mamá estaba sudando, se enfermó y todo. Era la última oportunidad que yo tenía, y si no era en esta, yo sabía el modo de vida que iba a tener”, recuerda Sebastián. “Yo le decía a ella que me daba miedo quedarme en Colombia, porque no sabía en dónde iba a parar en unos años”.

2906052.jpg

“Puede seguir dando mucho más. Su próximo reto es conservar su nivel y seguir siendo titular. Siempre está sonriendo y esa actitud hacia la vida, le ayudará a mantener la consistencia”, Garth Lagerwey, gerente general y VP de fútbol de Real Salt Lake.

 [FOTO: Velásquez lucha por el balón con Landon Donovan. Vilma, la mamá de Velásquez, guarda la camiseta de Donovan que su hijo le pidió al jugador del Galaxy]

- Getty Images

Real Salt Lake tan solo tenía tres opciones en el SuperDraft y al ver que los dos primeros seleccionados del equipo monarca ya habían sido escogidos, Sebastián creyó que de nuevo se le escapaba la oportunidad. “Esto es solo vivir de ilusiones. Ya no voy a mirar más eso”, le dijo a su mamá, mientras se retiraba del computador hacia la cocina.

“Él me miraba, se agachaba y no creía que lo fueran a escoger”, reconoce Vilma. “Solo fue hasta que los amigos de los EE.UU. le escribieron por Facebook, que volvimos a cargar la página”.

El mensaje de su amigo Phillip leía: “lo quiero como un hermano, felicitaciones, usted se lo merece…”. De inmediato, Sebastián volvió a cargar la página y reconoció que su nombre aparecía junto al número 36 en la lista general del SuperDraft, y con ello su sueño se había hecho realidad.

Sebastián Velásquez era a partir de ese momento jugador de Real Salt Lake. Al instante, el joven [ahora sí] futbolista abrazó a su mamá y ninguno pudo contener las lágrimas. Semanas después, RSL le organizó su regreso a los EE.UU., para unirse a la plantilla.

“Cada vez que juego con Real Salt Lake, entrego todo mi cuerpo, alma y sangre en la cancha, porque ellos fueron mi salvavidas”, reconoce animado Sebastián. “Este año me subieron el sueldo y con eso le estoy ayudando a mi mamá, para que no se esté matando. No le puedo ayudar con mucho, pero en Colombia la plata de acá rinde bastante… estoy muy agradecido con Dios”.

En su primer año en la MLS, Sebastián Velásquez tan solo jugó nueve partidos, cinco de los cuales fue titular. En 2013, lleva la misma cantidad de encuentros como inicialista en dos partidos menos, perfilándose como un titular indiscutido y uno de los baluartes en el mediocampo de Real Salt Lake.
     

Para este reportaje, se realizaron una serie de entrevistas con Sebastián Velásquez desde la pretemporada 2013, así como conversaciones con Vilma Velásquez desde Medellín, y miembros del cuerpo técnico y personal administrativo de Real Salt Lake.
Los testimonios aquí plasmados han sido autorizados para su publicación por los propios involucrados.

Espere dentro de quince días una nueva edición de Primer Plano de FutbolMLS.com.