Playoffs Scoreboard

Recap
Leg 1
11/23 FINAL
1LA
0SEA
RECAP
Recap
Leg 2
11/30 9:00pm
SEA
LA
ESPN
Western Conference Championship
Recap
Leg 1
11/23 FINAL
1NY
2NE
RECAP
Recap
Leg 2
11/29 3:00pm
NE
NY
NBCSN
Eastern Conference Championship

Primer Plano: El destino de Sebastián Velásquez ha estado amarrado a más de una esperanza | 1a. Parte

Primer Plano es la serie quincenal de reportajes especiales de FutbolMLS.com. En esta entrega, la primera de dos partes, el editor asociado Diego Pinzón presenta las ilusiones, frustraciones, alegrías y desaciertos del mediocampista colombiano de Real Salt Lake, Sebastián Velásquez.


    
“Real Salt Lake fue mi salvavidas. Yo estuve parado sobre la línea entre salir adelante o perderme en una vida en la que nadie debería estar”.

2906052.jpg

El SuperDraft es un evento anual, donde los equipos de la MLS seleccionan a jugadores universitarios, formados por la Liga a través de los varios programas de desarrollo o futbolistas juveniles internacionales, con el fin de profesionalizarlos.

 - Getty Images

El 12 de enero de 2012, Sebastián Velásquez leería su destino en la pantalla de un computador. A más de cuatro mil kilómetros de distancia que separan Medellín de Kansas City, sus ojos no contuvieron la emoción del momento, y entre lágrimas revisó una y otra vez el nombre que aparecía al lado del número 36 en la lista del SuperDraft de la MLS. Su mamá, Vilma Velásquez, lo abrazó y dejándose llevar por la palpitación que le producía la euforia de ver a su hijo conquistar el sueño que le había sido esquivo en tres ocasiones, no pudo contenerse y se alivió en llanto.

A partir de entonces “Tian” era jugador profesional y haría parte de la plantilla de Real Salt Lake, el club monarca de la MLS y que la temporada anterior había sido subcampeón de la Liga Campeones de CONCACAF.

“Mi mamá estaba sudando, se enfermó y todo. Era la última oportunidad que yo tenía, y si no era en esta, yo sabía el modo de vida que iba a tener”, recuerda Sebastián. “Yo solamente me ponía serio cuando se trataba de fútbol”.

De no haber sido escogido por RSL en el SuperDraft 2012 que se llevó a cabo en Kansas City, Kansas, Sebastián habría llevado una vida que él mismo determina “de la calle y con malas amistades, sin saber en dónde iba a parar en unos años. La verdad es que Real Salt Lake fue mi salvavidas", reconoce el futbolista de 22 años de edad. "Yo estuve parado sobre la línea entre salir adelante o perderme en una vida en la que nadie debería estar".
 

--
 

BARCELONA Y UNA PRIMERA OPORTUNIDAD

Sebastián nació en Medellín, la segunda ciudad más poblada de Colombia, después de Bogotá, y el segundo centro económico del país. Sin embargo, los paisajes montañosos de Antioquia quedaron atrás a los 16 meses cuando junto con su mamá llegó a Greenville, Carolina del Sur.

“Llegamos a los Estados Unidos a buscar a mi papá, quien nos había dejado en Colombia cuando yo estaba muy chiquito, pues ni siquiera estuvo ahí para firmar los [documentos] de mi nacimiento”, recuerda Sebastián quien no lleva el apellido de su padre (Olarte). “Yo siempre estaba bienvenido a su casa, donde él tiene su familia separada. Aunque fui criado por mi mamá, siempre me he mantenido en comunicación con mi papá. Desde que tenía 16 años siempre nos tratamos más como hermanos que como padre e hijo”.

Allí, en Greenville, una población de 60 mil habitantes, y junto a su padre fue que a Sebastián se le presentó su primera gran oportunidad de alcanzar el sueño de ser futbolista.

“Un domingo yo estaba trabajando con mi papá en un restaurante poniendo una tubería, y en ese momento llegó mi amigo Speedy y me preguntó si yo seguía insistiendo con el sueño de ser profesional”, recuerda a Anthony Silliman, un amigo que tenía una cancha de fútbol sala en la ciudad, y quien lo había visto jugar desde pequeño.

2906052.jpg

La Masia-Centre de Formació Oriol Tort, es el centro de formación del Fútbol Club Barcelona, ubicado en la Ciudad Deportiva Joan Gamper en Barcelona, España. Actualmente acoge a 83 deportistas en desarrollo. Por allí han pasado Lionel Messi, Xavi Hernández, Gerard Piqué y Giovani dos Santos, entre otros.

 - Action Images/Reuters

Speedy lo invitó a unas pruebas que se iban a realizar con un club de fútbol en la universidad de USC Upstate, a media hora de su casa. Según recuenta Sebastián, al llegar a las canchas donde estaban reunidos decenas de jóvenes aspirantes a ser futbolistas, fue recibido por el observador de las pruebas, Steven Archibald, quien fuese jugador del FC Barcelona entre 1984 y 1988.

La intención del exinternacional escocés era llevarse a los jóvenes más destacados a que se probaran en equipos europeos. Cuando Archibald le preguntó a Sebastián en qué equipo le gustaría jugar, sin dudarlo el joven colombiano respondió: “Barcelona”. Recuerda Sebastián que Archibald creía en sus capacidades para jugar en el club donde han brillado figuras como Johan Cruyff, Ronaldinho, y uno que empezaba a dejar su marca en ese entonces, Lionel Messi; pero el aspirante a futbolista lo tomó como un chiste.

Seis meses después se encontraba con un uniforme del Barcelona, entrenando en La Masía con el Juvenil A (16 a 18 años), y aunque en la cancha estaba dejando una buena impresión, en el camerino, no lo hacía tanto.

“Cuando entré al vestuario y mientras me tomaban las medidas, yo vi a un pelao [sic] ahí que se estaba poniendo una cintilla en el tobillo. Le dije, ‘usted es tan parecido a ese muchacho Giovani dos Santos’, y se volteó, se rió y me dijo, ‘es que yo soy el hermano’. Y ahí jugué yo unos días con él”, resume Sebastián acerca del momento en que conoció a Jonathan dos Santos y otros jugadores que ahora están en el primer equipo del club catalán.

Durante cuatro días, Sebastián llamó la atención de los entrenadores de la cantera del Barça al punto que según afirma, uno de ellos quería mantenerlo dentro del grupo. “En ese momento yo no era ciudadano de los Estados Unidos todavía, y la visa se me vencía en 15 días”. Tal y como se esperaba, Barcelona no se arriesgó a invertir en el colombiano y empacando sus sueños en una maleta, regresó lleno de ilusión a los EE.UU.
 

--
 

DE NUEVO A BARCELONA, PERO A SER PERIQUITO

Archibald siguió insistiendo con Sebastián, pero los impedimentos migratorios que frenaron en un comienzo su estadía con los blaugranas, dificultaban su futuro como futbolista.

“Tuve que conseguir otra visa pero se demoró demasiado, como nueve meses para que me la dieran”, evoca Sebastián, mientras que sin trabajo ni estudio esperaba una nueva oportunidad para demostrar sus cualidades en una cancha.

Sin embargo, tras obtener el documento que lo llevaría por segunda vez a Europa, Archibald lo envió de nuevo a Barcelona, para probarse con el Real Club Deportivo Espanyol, pero ahora con 19 años de edad.

“Ellos hacen un ‘draft’ con jugadores de todas partes del mundo”, recuerda Sebastián. “Habían jugadores de Corea, Francia, Argentina, de todas partes. Durante una semana y media iban escogiendo a algunos muchachos y yo me quedé todo el tiempo, y al final seleccionaron a dos pelaos, uno de 15 y otro de 17 años”.

De nuevo, Sebastián esta vez más por su edad que por trámites gubernamentales, se quedaba en la puerta de alcanzar su sueño; volvió a empacar sus ilusiones en la misma maleta que de esperanza tenía cada vez menos, y desanimado regresó por segunda vez a Greenville.

“Tuve que buscar otro camino y tomar una decisión con Steve”, señala Sebastián, a la vez que reconoce la frustración que sintió en ese momento de su vida.

Vilma, su mamá recuerda que su hijo empezaba a perder las esperanzas de cumplir su sueño.

“Se desestabilizó mucho, porque le habían pintado muchas cosas y le prometieron tanto que al final no le concretaban nada. Yo lo animaba y le decía que no basara sus esperanzas solo en esas situaciones, porque eran experiencias que muy pocas personas habían podido vivir”, enfatiza Vilma, quien además de apoyar moralmente a su hijo, utilizó gran parte de sus ahorros para costearle ambos viajes a España.

Con la esperanza casi desvanecida, Sebastián decidió seguir el consejo de su mamá y se matriculó en una universidad, no sin antes vivir uno de los momentos más críticos y devastadores de su vida.

       
Lea la segunda parte de esta edición de 
Primer Plano: El salvavidas de Sebastián Velásquez llegó en el último respiro.