Se Dice en Europa: Frank Lampard se quedaría en Chelsea si llega Jose Mourinho

MADRID - A falta de mes y medio para la conclusión de la temporada en Europa, buena parte de las miradas en el mundo del fútbol están puestas en la figura más controvertida del deporte rey en los últimos años: José Mourinho.

El técnico portugués del Real Madrid sigue sin ser claro respecto a su futuro. Pese a tener contrato en vigor con el actual campeón de España hasta junio de 2016, lo convulso que está resultando su paso por el banquillo del Santiago Bernabéu ha llegado a tal punto que hasta el propio presidente de la entidad blanca, Florentino Pérez, a la sazón máximo valedor del luso desde su llegada, tiene claro que la continuidad de Mou significaría pagar un alto precio en forma de prestigio, apoyo institucional y estampida de varios de sus futbolistas fetiche.

Casillas y Sergio Ramos, los dos capitanes del equipo, ya le hicieron saber en su día que en caso de mantener al portugués al mando del equipo la próxima campaña, buscarían una salida del club. 

Mourinho tampoco está cómodo. No se siente arropado ni por el club ni por la afición, que le recibe con silbidos cada vez que la megafonía del Bernabéu recita su nombre. Así las cosas, todo hace indicar que el de Setúbal cerrará su periplo merengue el próximo 30 de junio, con independencia de que el equipo acabe levantando su décima Copa de Europa en Wembley o la Copa del Rey, cuya final le enfrentará al Atlético de Madrid en su propio estadio.

A partir de ahí, la cuestión es muy simple: ¿dónde entrenará el año que viene? La lista de posibles destinos se reduce a tres plazas: Chelsea, PSG y Manchester City. Ese parece ser el orden de preferencias del preparador lusitano, quien según la prensa inglesa ya ha empezado a negociar un nuevo contrato con el club al que ya dirigió entre 2004 y 2006 y del que siempre ha dicho que guarda sus mejores recuerdos.

La filtración tiene todo el sentido del mundo puesto que Rafa Benítez, el actual inquilino del banquillo de los Blues, no seguirá el próximo ejercicio en Stamford Bridge. Convencidos de que el español no es el entrenador que necesitan para recuperar su capacidad competitiva, el dueño ruso del equipo londinense no sólo no descarta la vuelta del Especial One, sino que la desea.

"Estamos abiertos a esa posibilidad, aunque la búsqueda no ha comenzado aún. Tenemos algunas ideas. El señor Abramovich está pensando en ello, pero por el momento estamos concentrados en el final de la temporada", aseguró Bruce Buck, presidente del conjunto inglés, en su última comparecencia ante los medios.

Según el Daily Mirror, lo del Chelsea y Mou es mucho más que una simple conexión mental. El portugués, que estuvo hace escasas fechas de visita en Londres, mantuvo una reunión informal con dirigentes del club en las que habría expuesto sus condiciones para volver a cruzar el Canal de la Mancha y ponerse de nuevo al mando de la nave azul de Stamford Bridge.

Entre otras cosas, el todavía entrenador del Real Madrid habría pedido un salario de 14 millones de euros al año, que el equipo se clasifique entre los cuatro primeros para disputar la próxima Champions League, y la renovación de Frank Lampard. Según el tabloide sensacionalista británico, el luso aún sigue confiando en el internacional inglés, a pesar de sus 35 años de edad, por lo que habría pedido al Chelsea que cambie de discurso con respecto al volante, cuyo contrato finaliza en un par de meses, y le renueve. De suceder eso, LA Galaxy se quedarían compuestos y sin su gran baza para reforzar el equipo en verano.

El gran problema para el Chelsea ahora mismo está en convencer a Lampard de que aguarde otro mes más antes de tomar una decisión respecto a su futuro, ya que ése será el tiempo que, como mínimo les habría pedido Mou para darles una respuesta definitiva sobre si se hará cargo o no del equipo el año próximo.

El capitán de la selección inglesa parece decidido a emprender la aventura emelesera, pero la llamada a filas de Mourinho, el técnico que más le ha marcado en su carrera profesional, se ha interpuesto en el camino del club angelino, que lleva meses trabajando en el aterrizaje de Lampard en el Home Depot Center y en California.