Raúl Fernández: "Toronto es un equipo desordenado, nos dejamos llevar por la ansiedad"

TORONTO - Además de la excelente recuperación de Toronto en los últimos 20 minutos, en el partido que su equipo ganaba 2-0, el entrenador de FC Dallas, Schellas Hyndman culpó a otros factores como el cansancio, el clima y las malas condiciones del terreno del BMO Field.

“El clima, los problemas de respiración de los muchachos, la grama y en sí las condiciones de toda la cancha fueron factores determinantes. Pero sin duda alguna la gran recuperación de Toronto fue el factor que marcó la diferencia”, comentó el adiestrador del club texano.

Hyndman le puso especial énfasis al estado de la cancha, pues dijo que sus jugadores tuvieron muchos problemas para rodar la pelota, pues la grama estaba un poco crecida, gruesa y eso hizo que la pelota no circulara como se requería.

Calificó de bueno el performance de su equipo, sobre todo los goles anotados por Andrew Jacobson y otro del panameño Blas Pérez a los 34 y 59 minutos, respectivamente.

“Fue un gran partido, me agradó como jugaron los muchachos, excepto los últimos diez minutos cuando Toronto se movió totalmente hacia adelante, ejerciendo presión hasta lograr el empate”, dijo Hyndman.

El entrenador fue enfático en sus comentarios positivos para con el cuadro local, por el esfuerzo y la dedicación del último cuarto de hora. Comentó la diferencia que encontró ahora en comparación con el equipo que enfrentó el año pasado, cuando empató 1-1 en Dallas.

“Es un equipo mucho mejor, con varios jugadores jóvenes. Un cuadro más organizado que parece que se apega al plan del entrenador. Antes parecía un grupo de jugadores que se perdía en las estrategias. Sin duda es un equipo diferente”, comentó Hyndman.

El colombiano David Ferreira, quien esta vez no tuvo su característico olfato goleador, coincidió con su entrenador sobre lo difícil que fue jugar en el BMO Field, pues comentó que es una cancha que aún no está en condiciones para jugar futbol.

“Este empate es un trago amargo para el esfuerzo y la dedicación que tuvo el equipo. Sobre todo por haber cedido dos goles por error. Al principio del partido nos demoramos en adaptarnos al sistema de juego, y cuando lo conseguimos logramos ponernos en ventaja”, comentó.

“Pero nuestro error fue regalar el partido, ellos buscaron el empate, tuvieron oportunidades y las aprovecharon”, concluyó.

En cambio para el guardameta peruano Raúl Fernández, desde todo punto de vista “este fue sin duda un empate con sabor a derrota. Toronto es un equipo desordenado, nosotros nos dejamos llevar por la ansiedad y el resultado es obvio”, dijo el seleccionado del cuadro inca.

“Esta semana será para corregir errores. Nos confiamos y eso tenemos que corregirlo”, acotó Fernández.