Chicago Fire busca reivindicarse

Oriol Rosell attempts a shot with Rolfe covering

Photo Credit: 
USA Today Images

BRIDGEVIEW, IL - Hace algunos días el defensa costarricense del Chicago Fire Gonzalo Segares decía, “no podemos estar más bajo que el punto en que estamos ahora”.  Eso lo dijo después de lo que fue otra derrota para el equipo rojo que suma tres derrotas y un empate, esto tras disputar los primeros cuatro partidos de la temporada y ocupar el último lugar de la tabla de posiciones en la liga. 

Al seguir sin conocer aun la victoria, el Chicago Fire busca enderezar el camino y buscarán este domingo ante los Red Bulls de Nueva York, sacudirse la mala racha y sumar de a tres por primera vez en la temporada.  Cabe mencionar que el equipo rojo descansó el fin de semana pasado.

El equipo completo se mantiene unido y todos comparten la idea de que pueden salir del bache, mientras advierten, no es momento de entrar en pánico pues aún le restan muchos partidos a la joven temporada.

El defensa Austin Berry dice la semana de entrenamiento ha sido intensa y en la que se ha vivido una intensa competencia. 

“Nos estamos preparando a consciencia y los últimos días han sido intensos, de una competencia intensa, pero divertidos”, dijo el Novato del Año del 2012 en la MLS. 

El defensa advierte, el equipo llegará al duelo del domingo ante Nueva York con hambre de triunfo. 

“Queremos mejorar cada día, no perder el enfoque en las metas impuestas para el equipo durante la pretemporada.  Este domingo buscaremos reivindicarnos, creo que todos llegamos hambrientos y con mucha expectativa a ese partido”.

El joven defensa, uno de los pocos jugadores que han jugado los cuatro partidos disputados hasta ahora, dice el equipo no tiene por qué entrar en pánico a pesar de todavía no ganar. 

“Nos mantenemos muy positivos, las metas impuestas todavía son alcanzables.  Han sido cuatro partidos los que hemos disputado y no hemos quedado eliminados de ninguna de las competencias, ni tampoco los equipos en la parte de arriba de la tabla se han distanciado mucho de nosotros”.

Mientras apelan al positivismo y argumentan nada se ha perdido, los hombres de rojo también tienen frente a ellos la realidad, una de números que les advierte las cosas tienen que mejorar pronto.

Al equipo dirigido por Frank Klopas, las tres derrotas y un empate, le deja también una preocupante diferencia de goles en contra.  Mientras han celebrado apenas una anotación a lo largo de más de 360 minutos, el equipo ha permitido nueve, para quedar con una diferencia de menos ocho goles.  La formula viene quedando a deber al ser la defensa mas goleada y una de las dos delanteras menos efectivas.

Por su parte Chris Rolfe, uno de los encargados de la ofensiva de Chicago, reconoce el equipo debe empezar a capitalizar cualquier ocasión de gol que puedan generar.  “El problema para nosotros viene siendo el mismo, nos está costando anotar.  Hemos generado las ocasiones, por lo que sabemos es cuestión de trabajar en eso (la definición)”.

Rolfe confía en el equipo y dice será cuestión de mantener una actitud positiva.  “Nos estamos encaminando por el bueno camino, solo tocará meter un par de goles y hacer de algo así una racha positiva.  Creo que hasta ahora nos hemos dedicado más que nada a recibir los golpes, ahora hay que dar la pelea.  Tenemos el espíritu adecuado dentro del equipo, el cuerpo técnico está haciendo el trabajo para ayudarnos y entre todos vamos a superar este mal arranque”.

El duelo del domingo puede ser uno abierto en el que un primer golpe de suerte puede beneficiar al equipo rojo que celebrará el partido en casa.  Al igual que los hombres de rojo, el rival en puerta está necesitado de sumar.  Los Red Bulls suman cinco puntos de cinco partidos disputados, tampoco una producción para presumir.

El domingo veremos si la recuperación de Arne Friedrich en lo físico y lo futbolístico fue tal como para ir en el once titular.  Quienes menos posibilidades tienen son Patrick Nyarko, Dilly Duka, Alex, Michael Videira y Steven Kinney, cuyas lesiones se espera les mantengan fuera de la convocatoria de Klopas para el encuentro.