Bajo la nieve, los Estados Unidos se quedaron con los tres puntos ante Costa Rica

COMMERCE CITY, Colo. – Desde temprano, la tarde del viernes vaticinaba una velada blanca.

El partido entre los Estados Unidos y Costa Rica, por las eliminatorias de Concacaf a la Copa Mundial Brasil 2014 quedará en la historia por ser uno de los partidos más insólitos en la historia reciente del fútbol.

En tiempos de primavera, una tormenta de nieve azotó el área metropolitana de Denver, Colorado hasta tempranas horas del sábado. Los trabajos de adecuación realizados desde la mañana del viernes al campo del Dick’s Sporting Goods Park, el estadio de los Colorado Rapids de la MLS, permitieron que el encuentro se llevara a cabo.

Sin muchas oportunidades claras para ninguno de los dos seleccionados, el capitán de los estadounidense Clint Dempsey empujó dentro del arco una pelota suelta tras un rebote en el área, producto de un remate de larga distancia de Jozy Altidore. El triunfo por 1-0 le otorga a los EE.UU. los primero tres puntos del hexagonal final, y mantienen así su invicto de 23 partidos sin perder en casa; 21 de los cuales han ganado.

La segunda mitad fue distinta y con el campo cubierto de nieve, Costa Rica recuperó la posesión de la pelota, y a través del delantero Álvaro Saborío, quien juega para el Real Salt Lake, tuvo las chances más claras de gol.

A los 60 minutos, un desborde por la derecha de Saborío terminó con un remate desde un ángulo muy cerrado, detenido por el portero Brad Guzan. Diez minutos después, Saborío enviaría la pelota al fondo de la rede con un cabezazo certero a la raíz del palo derecho, pero la acción fue invalidad por fuera de lugar.

Cuando en el segundo tiempo apenas corrían diez minutos, el árbitro del partido, el salvadoreño Joel Aguilar quiso detener el encuentro debido a la imposibilidad de distinguir las líneas divisorias de la cancha. Tras conversar con el cuarto árbitro, los oficiales del partidos enviados por Concacaf y varios representantes tanto de EE.UU. y Costa Rica, quienes querían continuar jugando, se decidió a reanudar el cotejo dos minutos después.

A lo largo del partido, personal del estadio se vio obligado a invadir la cancha para delimitar con palas las líneas de las áreas; mientras un equipo atacaba, el staff limpiaba el área opuesta.

Con los tres puntos, los Estados Unidos escaló del sexto al segundo lugar de la tabla, que lidera Honduras con cuatro puntos. Panamá, Jamaica y México, tienen dos unidades, y Costa Rica es último con un punto.

El próximo encuentro de los EE.UU. será cuando visite el martes a México en el Estadio Azteca. Los ticos recibirán en el Estadio Nacional de San José a Jamaica, en lo que será su primer partido como locales en el hexagonal.